Kirchnerismo se mide este domingo en elecciones primarias de Argentina

Buenos Aires (EFE).- Argentina elige mañana en elecciones primarias a los candidatos a las legislativas de octubre, votación que medirá también el apoyo que conserva Cristina Fernández después de que arrasara en las presidenciales de 2011.

Un total de 30.530.323 de argentinos están llamados a votar, por por segunda vez en su historia, en unas primarias abiertas, obligatorias y simultáneas para todas las fuerzas políticas en las que se definirán los candidatos que competirán en las elecciones legislativas de octubre.

Los votantes podrán elegir entre una o más listas presentadas por cada partido o alianza electoral con sus candidatos para diversos cargos legislativos.

Pero más allá de definir a los aspirantes a renovar 24 bancas en el Senado y 127 en la Cámara de Diputados, de mayoría oficialista, para las legislativas del próximo 27 de octubre, las elecciones medirán la popularidad de la presidenta, Cristina Fernández, y el nivel de apoyo a su gestión y la del Ejecutivo que dirige.

La campaña se cerró este viernes con la entrada en vigor de la veda electoral, por la que se prohíbe realizar actos proselitistas, como la publicación y la difusión de encuestas por los medios de comunicación y la venta de bebidas alcohólicas.

El principal enfrentamiento tiene lugar en la provincia de Buenos Aires, ya que ese distrito concentra el 37 % de los votantes de todo el país.

Allí se miden el oficialista Martín Insaurralde, del Frente para la Victoria (FpV), y el que fuera jefe de Gabinete de Cristina Fernández -de la que ahora es crítico- Sergio Massa, por el opositor Frente Renovador (FR).

Las últimas encuestas, publicadas el pasado fin de semana, señalaban que Massa, intendente de la turística ciudad de Tigre, obtendría entre el 31,4 % y el 34,9 % de los votos.

En segundo puesto quedaría Martín Insaurralde, alcalde de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, que obtendría entre 28,3 % y 31,7 % de los sufragios, entre 2,2 y 5,5 puntos porcentuales por debajo de Massa.

Por el tercer puesto pelean el peronismo antikirchnerista del empresario Francisco de Narváez y del sindicalista Hugo Moyano, así como una alianza de partidos radicales y progresistas.

La provincia de Buenos Aires, donde podrán votar 11,3 millones de las 30,5 millones de argentinos convocados para estas primarias, fue escenario en 2009 de una dura derrota para el oficialismo, que luego recuperó terreno con las presidenciales de 2011, en las que Fernández logró la reelección con el 54 % de los votos.

A pesar de la veda, que rige en todo el país durante 48 horas y hasta que cierren las urnas, algunos de los principales candidatos utilizaron hoy las redes sociales, como Twitter y Facebook, para apurar su campaña.

La ley llega hasta los medios digitales y a los blogs, pero no regula las redes sociales, según apuntaron este viernes las autoridades electorales.

En ese sentido, la magistrada federal con competencia electoral en la Capital Federal, María Romilda Servini de Cubría, manifestó la necesidad de avanzar en una reforma.

"Hoy en día la red es más usada que cualquier medio, sobre todo por la gente joven y a veces también por la gente grande", concluyó.

Mientras los argentinos reflexionan sobre su voto de mañana, 40.000 agentes del servicio de correo comenzaron a distribuir hoy las urnas en los centros de votación de todo el país, un total de 13.202, en los que se instalarán 90.690 mesas.

El proceso electoral estará bajo custodia de 90.000 miembros de las fuerzas armadas y de seguridad y cerca de 300.000 interventores que velarán por la transparencia de los comicios.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7