El Kremlin desmiente cualquier injerencia en la campaña electoral estadounidense

El Kremlin desmintió el miércoles cualquier injerencia en la campaña electoral en Estados Unidos, después de que el presidente Barack Obama no descartara que Rusia pudiera estar tratando de influenciar la campaña a favor de Donald Trump.

" El presidente Putin ha dicho varias veces que Rusia no ha interferido nunca y no interferirá en los asuntos internos (de un país), sobre todo en un proceso electoral", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en respuesta a una pregunta sobre las declaraciones de Barack Obama en el canal NBC.

" Si uno quiere hablar de sospechas contra otro país, hace falta un mínimo de concreción y precisión. Enunciar hipótesis denota una falta de enfoque constructivo", denunció el portavoz del Kremlin, destacando que Moscú pone "mucha atención en evitar cualquier acción, cualquier palabra que pueda ser considerada como una injerencia directa o indirecta en la campaña electoral".

Las declaraciones del Kremlin se produjeron después de que el presidente estadounidense Barack Obama considerase, en la cadena de televisión NBC News, que es "posible" que Rusia trate de influir en las elecciones estadounidenses a favor del candidato republicano.

"Todo es posible", dijo Obama en respuesta a una pregunta sobre la responsabilidad de Rusia en la filtración de correos electrónicos de altos responsables del partido demócrata.

Estos correos, divulgados el viernes por Wikileaks, pusieron en evidencia que varios responsables del Partido Demócrata intentaron menoscabar la campaña de Bernie Sanders, contrincante de Hillary Clinton en las primarias.

Expertos en seguridad informática contratados por la campaña de Clinton dieron a entender que Rusia era la responsable de la filtración, considerando que con ello pretendía favorecer a Donald Trump.

El miércoles, el New York Times afirmó que las agencias de inteligencia estadounidenses tienen una "fuerte convicción" de que el gobierno ruso está detrás de las filtraciones. Los agentes de inteligencia ignorarían, sin embargo, si éstas son producto de un espionaje rutinario o si forma parte de una operación con vistas a influir en los comicios presidenciales.

Obama no se pronunció sobre los posibles objetivos de este pirateo aunque sí que recordó los precedentes comentarios de Trump sobre Rusia.

"Donald Trump ha expresado su admiración por Vladimir Putin en varias ocasiones", declaró Obama. "Y creo que Trump se ha beneficiado de una cobertura más bien favorable en Rusia".

" Lo que sabemos es que los rusos piratean nuestros sistemas. No sólo los del gobierno, sino también de sistemas privados", dijo.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes