Kuczynski pide al papa que dé a Perú "un empujón hacia la paz y el diálogo"

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, le pidió hoy al papa Francisco que dé a su país "un empujón hacia la paz y el diálogo", durante una ceremonia protocolaria celebrada en el Palacio de Gobierno de Lima.

"Estamos unidos por la esperanza, ese es el lema de su visita, en una visión de progreso, de revolución social, y unidos en la esperanza de que, con fe, llegaremos, con diálogo sí llegaremos, con el mensaje de Francisco sí llegaremos", afirmó el gobernante al dar la bienvenida al papa.

El pontífice llegó hasta la casa de gobierno para participar en una reunión protocolaria con autoridades y miembros del cuerpo diplomático, tras lo cual se reunirá en privado con Kuczynski.

En el patio de honor del Palacio, el presidente recordó que ese mismo lugar fue visitado hace 30 años por el papa Juan Pablo II y dijo que "por eso es importante" darle la bienvenida "para que renueve nuestra fe".

Kuczynski destacó que la plaza de Armas de Lima, donde se encuentra el palacio de Gobierno y la Catedral "integra" la historia de Perú porque ahí se levantó "hace muchos centenares de años atrás" el palacio del jerarca prehispánico Taulichusco.

"Tenemos aquí los símbolos de una cultura milenaria", enfatizó antes de agregar que Perú es "un país de mil valles" y recordarle al pontífice que hoy "pudo ver una partecita de la Amazonía", durante la visita que hizo a la ciudad de Puerto Maldonado para reunirse con representantes de pueblos indígenas.

Kuczynski dijo que "Perú ha sido un país cuya historia es la integración y la pugna por unirse en un solo país", tras lo cual señaló que en la época que lo visitó Juan Pablo II, el país afrontaba "una época de transición", con graves efectos económicos y el embate del terrorismo

"Ahora, 30 años después, tenemos que recordar lo que han pasado en esas tres décadas, se han ido cicatrizando las heridas del pasado, pero es un proceso que no es nada fácil, es un proceso que está en plena marcha y que esperamos que cada día se culmine aún más el diálogo y la paz que son fundamentales", sostuvo.

El gobernante agregó que su Gobierno considera que es necesaria "una revolución social" y que esa etapa debe acelerarse "porque para progresar no solo se necesita el crecimiento económico".

Se necesita, acotó, una "revolución social en salud, educación, vivienda, sobre todo que la población sienta que sus aspiraciones puedan ser obtenidas en su vida, no en otra", enfatizó.

Entre los asistentes a la reunión con el papa participaron también políticos como la líder opositora Keiko Fujimori y su hermano, el legislador Kenji Fujimori, hijos del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), quien fue indultado por Kuczynski el pasado 24 de diciembre.

Tras participar en la actividad protocolaria, el papa se reunirá en privado con Kuczynski y luego visitará la iglesia de San Pedro, ubicada a pocas cuadras del Palacio de Gobierno, para reunirse con miembros de la congregación jesuita.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7