Legisladora californiana en batalla de contornos raciales

SANTA ANA, California (AP). El cambiante rostro de uno de los condados más acaudalados del sur de California ayudó a que la demócrata Loretta Sánchez llegase al congreso nacional hace 14 años y confirmó que los hispanos eran una fuerza política para tener en cuenta. Ahora, la legisladora hispana lucha por mantener su banca, amenazada por la creciente influencia vietnamita en el mismo condado.

Para sorpresa de muchos, Sánchez le dio una nueva dimensión a la contienda electoral por su asiento en la Cámara de Representantes en representación del distrito 47 cuando comenzó a hablar del tema racial. En declaraciones a la cadena en español Univision, dijo que "los vietnamitas y los republicanos" tratan de "arrebatarnos esta banca y dársela a un tal Van Tran, quien es muy anti-inmigrante y anti-hispano". Posteriormente se arrepintió de haber usado esas palabras.

El asambleísta estatal Van Tran, el primer candidato serio que enfrenta Sánchez, dijo que se sentía insultado y que las declaraciones de su rival habían ofendido a los estadounidenses de ascendencia vietnamita, la mayoría de los cuales vinieron al sur de California como refugiados hace 35 años y abrieron negocios en el corazón del condado de Orange.

"Son dos comunidades florecientes... que se ven a sí mismas no como posibles aliados en este tipo de comicios sino como enemigos que se quieren quedar con todo, y eso es muy peligroso", manifestó James Lai, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Santa Clara.

Por mucho tiempo, Orange fue considerado un suburbio de Los Angeles para gente blanca y rica. El condado, donde se encuentra Disneylandia, sin embargo, está cambiando mucho y hoy hay una gran cantidad de hispanos y asiáticos. Los blancos no hispanos representan menos de la mitad de la población.

Las polémicas con trasfondo racial no son nada nuevo en esta condado. En 1996, el predecesor de Sánchez, el conservador Bob Dornan, sostuvo que muchas de las personas que votaron por su rival no estaban habilitadas para votar. Una década más tarde, el republicano aspirante a la banca de Sánchez, Tan Nguyen, distribuyó un folleto por correo en el que decía que los inmigrantes no podían votar.

Hay quienes dicen que los comentarios de Sánchez fueron intencionales y buscaban movilizar a los hispanos en los comicios de noviembre.

Si bien la mayor parte de los residentes del condado son hispanos y demócratas, los asiáticos asisten a las urnas en mayor porcentaje y los candidatos demócratas podrían verse perjudicados este año por el rechazo que hay a los legisladores en funciones.

Sánchez sigue siendo la favorita, pero admite que su ventaja es mínima.

En su distrito, no obstante, dos tercios de los votantes son hispanos y apenas un 15% son asiáticos.

El 47% son demócratas y el 31% republicanos.

"No sé si acudirán a las urnas", declaró Sánchez, aludiendo a los hispanos y a los demócratas en general. "Si no lo hacen, no ganaremos".Uno de los grandes interrogantes es si los vietnamitas que en el pasado votaron por Sánchez seguirán haciéndolo.

Sánchez ha promovido muchas causas importantes para los vietnamitas y ha denunciado la persecución religiosa en Vietnam. Pero los especialistas coinciden en que la gente tiende a votar por candidatos de su mismo origen.

El desenlace no dependerá necesariamente del voto vietnamita. Será así solo si los hispanos no acuden a las urnas, según los entendidos.

Sánchez, por otra parte, corre peligro de perder algunos votos a manos de otra candidata hispana, Cecilia Iglesias.

Eso le inquieta a María Sánchez Méndez, partidaria de Sánchez desde hace años.

Sánchez Méndez, de 40 años, asesora de estudiantes que se preparan para la universidad, dice que votará por Sánchez por su apoyo a la educación y su estilo pragmático.

"No voto por alguien por el simple hecho de que tenga un apellido hispano", aseguró.

Los candidatos difieren asimismo en torno a quién representará mejor a los inmigrantes en un distrito en el que casi la mitad de los residentes nacieron en otro país y en el que más de tres cuartas partes hablan otro idioma, además del inglés.

Sánchez, nacida en California, hija de mexicanos, apoya una reforma integral a las leyes de inmigración.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes