Legisladores de EU en Cuba: Castro quiere diálogo

LA HABANA (AP). El presidente Raúl Castro está convencido de los beneficios de dialogar con Estados Unidos, dijeron legisladores demócratas en el Capitolio que se reunieron con él durante cuatro horas.

Seis representantes demócratas, los primeros políticos de ese rango en entrevistarse con el mandatario cubano desde que tomó el poder --en julio del 2006-- realizaron una visita a la isla en medio de señales de acercamiento entre los gobiernos rivales por décadas.

Salimos "convencidos de que el presidente Castro ve que la normalización de las relaciones y el fin del embargo beneficiaría a los dos países", comentó a periodistas la jefa de la delegación legislativa, la californiana Barbara Lee.

Reunidos a lo largo de cuatro horas y media el lunes en la noche, Castro y los legisladores hablaron sobre la manera de combatir conjuntamente el tráfico de drogas y personas; de posibles intercambios en comercio y hasta en cultura, comentó Lee.

"Ha llegado el momento de hablar con Cuba", aseguró la congresista.

Una nota de prensa difundida por la cancillería cubana manifestó que en el "amplio intercambio" se abordó el tema de las relaciones bilaterales con la llegada del nuevo presidente Barack Obama a la Casa Blanca.

"Al respecto, Raúl (Castro) ratificó la posición cubana... la disposición a dialogar sobre cualquier asunto, teniendo como únicas premisas la igualdad soberana de los Estados y el absoluto respeto a la independencia nacional y al derecho inalienable de cada pueblo a la autodeterminación", agregó la nota.

Imágenes de televisión y fotos en los periódicos locales dieron cuenta del encuentro con la delegación que inicialmente era de siete miembros pero uno de sus integrantes, Mike Honda, debió volver a su país anticipadamente.

"Hallé que (Castro) era lo opuesto a lo que los medios habían dicho de él. Me sorprendió... su gran sentido del humor, su conocimiento de la historia y su calidad de ser humano", dijo el congresista Bobby Rush para quien la charla transcurrió como si fueran "parientes de mucho tiempo".

La visita de los legisladores, que inició el viernes y concluye el martes, se produce en momentos en que el gobierno de Estados Unidos anunció el relajamiento de algunas sanciones contra la isla en materia de viajes de cubano-americanos para ver a sus familias aquí.

El gobierno de Washington mantiene desde la década de los 60 estrictas sanciones comerciales contra Cuba, entre otro tipo de medidas que son parte de una política hostil con tal de presionar a la isla a cambiar el sistema de gobierno comunista implementado desde el triunfo de la revolución encabezada por Fidel Castro.

Además, el senador republicano Richard Lugar sugirió a comienzos de mes a Obama que designe un enviado especial para comenzar un diálogo con Cuba.

También se presentó días atrás una iniciativa de ley para levantar las restricciones de viaje a los nativos estadounidenses, quienes deben pedir un permiso especial para visitar la isla.

Sin embargo, los legisladores demócratas insistieron en que su delegación en la nación caribeña no tenía por objetivo negociar nada.

"No hemos venido en plan de negociación sino a dialogar y cultivar relaciones", manifestó el congresista Emanuel Cleaver.

Los representantes indicaron que a su regreso harán un informe sobre la visita y sus resultados con sugerencias para el Departamento de Estado y Obama.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes