Legisladores israelíes votan disolución del parlamento

Legisladores israelíes votarán el miércoles una moción para disolver el Knesset, un paso preliminar que allanará el camino para la celebración de elecciones anticipadas dos años antes de lo previsto.

El actual gobierno tomó posesión del cargo a principios de 2013 y desde el principio ha estado marcado por divisiones sobre los principales asuntos que afectan al país. El martes, el primer ministro Benjamin Netanyahu destituyó a dos ministros díscolos y pidió que se celebraran nuevos comicios, arrastrando al país a una amarga campaña electoral que culminará en las urnas el año que viene.

Yuli Edelstein, el presidente del parlamento israelí, dijo que representantes de los partidos habían elegido el 17 de marzo como fecha para celebrar las elecciones. En un acto de procedimiento, cada partido debe dar aún el visto bueno a la fecha.

"Las próximas elecciones girarán en torno a una pregunta: ¿Quién liderará el gobierno en medio de los enormes retos a los que se enfrenta Israel?", dijo Netanyahu en una reunión de su partido, Likud. "El Likud es el único partido que debería tenerse en consideración".

El líder de la oposición, Isaac Herzog, dijo que su partido, el Laborista de centroizquierda, habría "todo lo posible para llevar cambios y esperanza a Israel".

La votación del miércoles en el Knesset es preliminar y se espera su aprobación. Más votaciones la próxima semana disolverán oficialmente el parlamento israelí, lo que provocará la convocatoria de nuevas elecciones. Si se aprueba la propuesta, el actual parlamento habrá cubierto uno de los mandatos más cortos de la historia del país.

Los comicios llegarían en un momento de creciente violencia entre palestinos y judíos y con unas perspectivas sombrías para lograr la paz.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7