Lego pide a Londres que no use sus muñecos contra la independencia escocesa

El fabricante danés de juguetes Lego ha pedido al Gobierno británico que no use sus famosos muñecos para ilustrar los riesgos económicos de la independencia de Escocia pues es "políticamente neutral" ante el debate.

El ministerio británico de Economía ha utilizado los famosos muñecos Lego en unas imágenes en su web con las que muestra cómo los escoceses pueden gastarse 1.400 libras (1.725 euros), el dinero que estima perderán si triunfa el "sí" a la independencia de Escocia en el referéndum previsto para el 18 de septiembre.

Así, los famosos muñequitos aparecen comprando 280 perritos calientes en el Festival Internacional de Edimburgo, comiendo pescado y patatas (fish and chips) con la familia durante diez semanas o viajando en autobús entre Edimburgo y Glasgow 127 veces, hasta un total de doce posibles actividades.

Según informan hoy los medios británicos, la multinacional danesa ha pedido al Ejecutivo de Londres que retire esos muñecos de su campaña pues es una empresa de juguetes que "se centra en los niños".

" En todo el mundo se utiliza a Lego para ilustrar asuntos y para describir escenarios, algunos sin nuestro conocimiento. Mantenemos nuestra posición de que somos una empresa políticamente neutral", apuntó una portavoz de Lego en el Reino Unido.

En su página web, el Tesoro británico señala que esas imágenes aparecieron en el portal Buzzfeed y no han sido suministradas por Lego.

Los nacionalistas escoceses habían criticado la "condescendencia" del Gobierno de Londres al utilizar los muñecos Lego para resumir el debate económico sobre la independencia escocesa.

A finales de mayo, el Tesoro británico aseguró que los escoceses salen ganando "un dividendo de 1.400 libras (1.700 euros) al año" si se quedan en el Reino Unido, mientras el independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP) defiende que ganarán 1.000 libras (1.200 euros), debido a la política fiscal e ingresos por el petróleo.

Los escoceses mayores de 16 años votarán en un referéndum el próximo 18 de septiembre si quieren que Escocia sea una nación independiente, con ventaja del "no" en las encuestas pero con un elevado número de indecisos.

Hoy, un sondeo publicado en el diario "Financial Times" señala que un 55 % de los ingleses y los galeses quieren que Escocia permanezca en el Reino Unido, frente a un 15 % que está en contra y un 30 % que no se pronuncian.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7