Lenín Moreno revela "delicada" situación de uno de los heridos tras ataque

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, informó hoy de que es "delicada" la situación de uno de los marinos heridos ayer tras la detonación de un artefacto explosivo en el sector de Mataje, en la frontera con Colombia, y visitó a otros dos afectados que están recluidos en un hospital de Quito.

El jefe de Estado indicó que la situación del herido, al que identificó como infante de Marina Álvarez, es las "más complicada, la más delicada".

Hizo un severo reclamo y pidió sanciones por la circulación en redes sociales de la fotografía relacionada con la amputación de las piernas del infante, captada tan pronto terminó la operación "con fines estrictamente médicos y de investigación", subrayó.

Calificó de "desalmada" a la persona que puso en redes la fotografía "para provocar, sin duda, un daño terrible a la sociedad, a la familia y, de paso pues, a Fuerzas Armadas y Gobierno", dijo.

"Esto no puede darse (...), que se dé la sanción que la Ley impone de manera inmediata", pidió el jefe de Estado.

Sobre los otros dos heridos, a los que identificó como infantes de Marina Pérez y Erazo, el gobernante señaló que "están en mejores condiciones".

"Alguna afectación tal vez en uno en el ojo, en el oído; el otro en el labio, perdió un poco de dientes, pero son situaciones que se puede resolver", detalló el jefe de Estado, quien conversó con los dos infantes que "están saliendo bien", y "están muy optimistas", añadió.

Explicó que con Álvarez no pudo entrevistarse pues se encuentra ingresado en terapia intensiva.

El jefe de Estado reiteró que no permitirán que este tipo de criminalidad "se señoree en el país".

"Estos criminales sinvergüenzas han estado acostumbrados a hacer de la tierra donde están una tierra de nadie, donde pueden hacer lo que les da la gana. Pues bien, Ecuador no lo va a permitir, vamos a reforzar nuestra frontera, nuestros mecanismos de investigación", reiteró Moreno.

Por la detonación de ayer, el sexto ataque de este tipo desde finales de enero, tres militares ecuatorianos murieron y siete en total resultaron heridos.

El suceso ha causado conmoción en Ecuador por el alto número de víctimas y porque no parece a estas alturas que el fenómeno de los grupos armados delictivos que atacan a las fuerzas ecuatorianas parezca tener fin a corto plazo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7