Ley australiana obligaría a las musulmanas a quitarse el velo

CANBERRA, Australia (AP). Las musulmanas tendrían que quitarse el velo y mostrar el rostro a la policía o podrían ser enviadas a prisión, bajo una propuesta de ley en el estado más populoso de Australia que ha sido criticada como culturalmente insensible.

El fuerte debate que la propuesta ha desatado refleja los choques culturales generados por el creciente influjo de inmigrantes musulmanes y el malestar que los visibles símbolos del islam están causando en este país mayoritariamente cristiano desde 1973, cuando el gobierno relajó su política de inmigración.

Bajo la nueva propuesta de ley en Nueva Gales del Sur, una mujer que desafíe la orden de quitarse el velo puede ser sentenciada a un año de prisión y una multa de 5.500 dólares australianos (5.900 dólares).

La propuesta _que será sometida a votación en el Parlamento del estado en agosto_ ha sido condenada por activistas de los derechos civiles y muchos musulmanes como una reacción exagerada a un incidente de tránsito en el que la conductora era una musulmana que lucía un "niqab", un velo que solamente permite ver los ojos.

El gobierno dice que la ley obligaría a automovilistas y sospechosos de delitos a quitarse cualquier cobertura de la cabeza con el fin de permitir que la policía los identifique.

Los críticos argumentan que la ley revela prejuicios antimusulmanes, dado el bajo número de mujeres en Australia que portan velos llamados burkas. De una población de 23 millones, solamente 400.000 australianos son musulmanes. Líderes comunitarios calculan que menos de 2.000 mujeres portan velos, y que probablemente un porcentaje menor conduce vehículos.

"Pareciera ser muy excesivo, y no parece haber necesidad para ello", dijo David Bernie, vocero del Consejo Australiano por los Derechos Civiles. "Demuestra una insensibilidad cultural".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes