Líbano: Raptan a 2 tripulantes de Turkish Airlines

BEIRUT, Líbano (AP). Hombres armados emboscaron el viernes una camioneta que transportaba a una tripulación de la aerolínea turca Turkish Airlines en la capital libanesa y secuestraron a dos de sus integrantes, un piloto y un copiloto, dijeron funcionarios de seguridad.

Según los funcionarios, seis hombres armados emboscaron el vehículo en una vieja carretera del aeropuerto de Beirut, se llevaron a los dos hombres, ambos ciudadanos turcos, y dejaron que el resto siguiera adelante.

La camioneta viajaba del Aeropuerto Internacional Rafik Hariri a un hotel en Beirut cuando ocurrió la emboscada la madrugada del viernes, dijeron los funcionarios libaneses, quienes hablaron con la condición del anonimato de acuerdo con las regulaciones.

Aunque nadie se ha hecho responsable por la emboscada y tampoco hay una petición de rescate, el incidente probablemente esté relacionado con la guerra civil en la vecina Siria, que ha dividido profundamente a los libaneses. Los rebeldes sirios, que están respaldados por Turquía, tienen retenidos a nueve chiíes libaneses desde el año pasado.

El equipo turco aterrizó un avión de Turkish Airlines con 144 pasajeros a bordo, dijeron las autoridades libanesas a The Associated Press. Agregaron que el vuelo número 828 de Estambul a Beirut aterrizó a las 3:30 de la madrugada (0030 GMT).

Las autoridades investigan el caso y la carretera en la que ocurrió el secuestro ha sido clausurada con varios controles policiales, dijeron los funcionarios.

La agencia noticiosa estatal libanesa dijo que el conductor del microbús estaba siendo interrogado y que 8 asaltantes participaron en el secuestro. La diferencia en el número de atacantes entre el informe y el relato de los funcionarios libaneses no pudo ser explicada. El informe dijo que la tripulación turca estaba integrada por seis.

En Turquía, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores Levent Gumrukcu confirmó el secuestro y dijo que el resto de la tripulación sigue en Beirut aunque seguramente regresará a Turquía el viernes por la tarde.

"No sabemos quién hizo esto y por qué motivo", dijo Gumrukcu, agregando que el gobierno turco se mantiene en estrecho contacto con las autoridades libanesas por el caso.

Turquía respalda a los insurgentes suníes que intentan derrocar al régimen del presidente sirio Bashar Assad, dominado por los alauíes, una secta nacida del chiísmo.

Los libaneses están muy divididos por la guerra civil en Siria, ya que los chiíes respaldan mayormente al régimen en Damasco y los suníes a los insurgentes. Tanto combatientes suníes y del grupo chií libanés Jezbolá combaten en bandos opuestos de ese conflicto.

El conflicto en Siria ha causado más de 100.000 muertos desde que estalló en marzo del 2011, La lucha con frecuencia se propagó al Líbano.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7