Liberado soldado secuestrado por las FARC

VILLAVICENCIO, Colombia (AP) — Un soldado de 23 años en cautiverio desde hace casi un año, se abrazó el domingo a sus parientes tras ser liberado por las FARC.

Josué Daniel Calvo fue capturado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en abril del 2009 y en la jornada fue entregado por las guerrillas a una comisión humanitaria encabezada por la senadora Piedad Córdoba y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El soldado fue recogido en un punto de la selva no revelado, por razones de seguridad, y en un helicóptero militar de Brasil, país garante del operativo, trasladado a Villavicencio, en el departamento de Meta y a unos 75 kilómetros al suroeste de Bogotá.

A la 1:11pm (1811GMT) el helicóptero Super Cougar brasileño aterrizó en el aeropuerto de Villavicencio.

Contrario a las versiones de las propias FARC, indicando que Calvo estaba muy enfermo y no podía caminar, el soldado descendió por su propio pie de la nave, donde fue recibido por su padre, Luis Alberto Calvo, su hermana Nubia, y todos se unieron en un largo abrazo. Aunque el CICR había previsto el uso de una silla de rueda, Calvo no la utilizó.

Calvo, vistiendo una camiseta azul claro, pantalones oscuros, zapatos deportivos negros, y con el cabello muy corto, caminó junto a sus familiares varios metros hasta el hangar de la terminal y no formuló declaraciones de inmediato. Llevaba una larga vara a modo de bastón, y una botella de agua mineral en sus manos y desde lejos saludó a la prensa tocándose el pecho del lado del corazón.

Por su parte, Córdoba, entre una multitud de activistas del movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz, que promueven entre otras causas la liberación de rehenes; dijo que el soldado venía emocionado y que se había mareado en el vuelo.

Córdoba dijo que en sitio de la entrega había muchos guerrilleros, que no cuantificó, asi como "gente de pueblo" y que realizaron una oración.

Rodeada de los simpatizantes, que llevaban ramos de flores de claveles y margaritas blancas, la congresista destacó que los rebeldes le dijeron que sí tienen en su poder los restos óseos de un mayor de la policía, muerto en cautiverio en 2006, pero que por dificultades "en la movilidad" de los guerrilleros no podían entregarlos de inmediato como ya habían dicho esta semana.

Poco antes de la llegada, el Alto Comisionado para la Paz, Frank Pearl, había dicho a reporteros en el aeropuerto de Villavicencio, que tan pronto Calvo llegara, el soldado sería trasladado al Hospital Militar en Bogotá en una nave castrense.

El militar es el primero en ser liberado unilateralmente por las FARC en 13 meses y luego que los guerrilleros dejaran a lo largo de varios días, a inicios del 2009, libres a seis hombres, entre ellos dos políticos y varios militares con más de seis años de cautiverio.

Con la entrega de Calvo y la próxima semana del sargento viceprimero Pablo Emilio Moncayo, uno de los que mayor tiempo de cautiverio tiene superando ya los 12 años, las FARC, según ha dicho Córdoba, detendrían las liberaciones unilaterales y reactivarían su vieja demanda de negociar con el gobierno un intercambio de rebeldes presos a cambio de entregar a una veintena de militares y policías que siguen retenidos.

Los dos helicópteros militares brasileños y sus respectivas tripulaciones, 20 militares en total, tienen previsto viajar a primera hora del lunes a la ciudad de Florencia, capital del departamento de Caquetá y a unos 380 kilómetros al suroeste de Bogotá, dijo a periodista en Villavicencio Adolfo Beteta, portavoz del CICR.

En Florencia, se espera que el martes parta una de las naves con Córdoba, delegados del CICR y monseñor Alberto Gómez, representante de la Iglesia Católica, para recoger a sargento viceprimero, de 32 años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes