Libia: OTAN "va a mantener la presión" para que se vaya Gadafi

MADRID (AFP). La OTAN ha "impedido una masacre" en Libia y va a "mantener la presión militar" sobre Muamar Gadafi con el fin de preparar el terreno para una solución política, dijo este jueves en Madrid el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen.

"Nuestro mensaje al pueblo libio es claro. Los protegeremos todo el tiempo que haga falta. Nuestro mensaje al régimen de Gadafi es claro. Su época se ha terminado. Debe irse", dijo Rasmussen en un discurso ante el Senado español, sobre el tema "La OTAN y el Mediterráneo: los cambios que vienen".

"Y nuestro mensaje para la comunidad internacional es claro. Vamos a mantener la presión militar, de conformidad con nuestro mandato, para preparar el terreno para una solución política rápida en Libia", añadió el secretario general de la OTAN.

"Nuestra operación (en Libia) tiene el apoyo político y militar de numerosos países de la región", subrayó, antes de añadir que "juntos, hemos impedido una masacre. Hemos salvado un sinnúmero de vidas".

Rasmussen se reunió previamente con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Ambos han coincidido en que se debe mantener la presión militar, política y económica (sobre Gadafi) y apoyar al Consejo Nacional de Transición, contribuyendo así a propiciar la emergencia de una Libia unida", según un comunicado del gobierno español.

La OTAN tomó el 31 de marzo la dirección de una intervención internacional en Libia, bajo mandato de la ONU, para proteger a la población civil cuya revuelta fue reprimida por las armas.

Pero algunos desacuerdos han empezado a surgir recientemente en el seno de la coalición relacionados con los presupuestos de defensa.

El secretario de Estado norteamericano de Defensa, Robert Gates, consideró el miércoles que la diferencia entre los gastos destinados a la defensa en Europa y en Estados Unidos constituyen un "grave problema" que amenaza con hacer, a largo plazo, que Washington pueda alejarse de la Alianza.

Rasmussen también se declaró preocupado por "el bajo nivel de los gastos en defensa, en particular en Europa" y abogó por una "cooperación multinacional" en materia de defensa.

El ex primer ministro danés consideró además que la comunidad internacional debe empezar a preparar la era post-Gadafi, y que la OTAN puede ayudar en ese sentido.

"Una vez que finalice la crisis, será necesario reformar los sectores militares y de seguridad. La OTAN tiene una gran experiencia en ese ámbito. Debemos estar preparados para responder a cualquier petición de ayuda", dijo.

Respecto a las recientes revueltas en varios países árabes, Rasmussen aseguró que la OTAN está decidida a "ayudar a la primavera árabe a florecer".

"Los cambios que hemos visto en el norte de Africa y en Oriente Medio no se esperaban, pero son bienvenidos. Me hacen ver el futuro con optimismo", dijo.

"Son los pueblos de esta región los que deben modelar el futuro de sus naciones. Pero, la comunidad internacional debe estar lista para apoyarlos en este proceso de transición hacia la libertad y la democracia. La ONU debería coordinar y conducir este trabajo. Y si se lo piden, la OTAN puede ayudar", añadió.

Desde hace seis meses, una serie de revueltas sin precedentes en el mundo árabe obligaron primero a abandonar el poder a los presidentes tunecino y egipcio, y se extendieron después a Libia, Siria, Yemen o Bahrein.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes