Libia amenaza a Suiza por detención del hijo de Kadafi

TRÍPOLI (AFP). Libia amagó el miércoles con una serie de duras represalias a Suiza tras la detención el pasado 15 de julio del cuarto hijo del dirigente libio Muammar Kadafi en un hotel de Ginebra, y esgrimió el arma del petróleo para exigir las disculpas de Berna.

Libia, principal proveedor de petróleo de Suiza, podría parar sus exportaciones de crudo, según un responsable de los Comités Revolucionarios, médula espinal del régimen de Muammar Kadafi.

Entre las medidas consideradas, figuran igualmente la ruptura de las relaciones diplomáticas y la expulsión de las compañías helvéticas instaladas en su territorio, dijo a la AFP el responsable, que guardó el anonimato,

Las oficinas del grupo alimenticio helvético Nestlé y su compatriota ABB han sido cerradas y sus responsables se encuentran en detención provisional, informaron a la AFP fuentes concordantes.

Hannibal Kadafi, cuarto hijo del dirigente libio, y su esposa fueron arrestados el 15 de julio en el hotel de cinco estrellas Presidente Wilson en Ginebra, tras la denuncia de dos empleadas domésticas que los acusaban de haberles pegado.

Fueron liberados dos días más tarde tras pagar una fianza de medio millón de francos suizos (312,500 euros).

En Trípoli, varias decenas de miembros de los Comités Revolucionarios expresaron el miércoles su cólera frente a la embajada suiza.

Los manifestantes remitieron al embajador suizo un comunicado que advierte de represalias a la Confederación si no presenta una disculpa oficial al pueblo libio y al coronel Kadafi.

El texto, del cual la AFP ha obtenido una copia, denuncia un "comportamiento hostil" y considera el arresto de Hannibal Kadafi como un "crimen odioso y un peligroso incidente".

El comunicado, que no precisa las "serias medidas contra Suiza y sus relaciones con Libia" anuncia "una acción revolucionaria y popular, nacional e internacional" contra los "intereses de Suiza" en Libia y en el resto del mundo si Berna no presenta disculpas formales.

Según la agencia de prensa suiza, la oficina de representación de Nestlé en Libia ha sido cerrada y su responsable, un ciudadano egipcio, fue puesto en detención provisional durante varias horas. Nestlé no tiene más empleados en el país.

Por su parte el grupo de ingeniería helvético-sueco ABB anunció igualmente el cierre de sus locales en Trípoli, y la detención de un empleado suizo por las autoridades libias, indicó en un comunicado.

"En ningún momento hemos querido herir los sentimientos del pueblo libio", dijo el embajador suizo en Trípoli, Daniel Von Muralt, en una declaración a la prensa y a representantes de los Comités Revolucionarios.

También confirmó la llegada el miércoles a Trípoli de una delegación suiza, anunciada anteriormente por el ministerio helvético de Relaciones Exteriores, para intentar calmar la tensión entre ambos países.

De todas formas, una suspensión de la exportación de petróleo libio a Suiza no tendría el impacto deseado por Trípoli, indicó el miércoles a la AFP la Unión Petrolera Suiza.

"Libia se castigaría a sí misma" en caso de un embargo sobre las exportaciones de petróleo a Suiza, estimó el director de la Unión, Rolf Hartel.

"Económicamente no tendría sentido", añadió Hartel.

Según el ministerio helvético de Relaciones Exteriores, Trípoli tomó "medidas de represalia preocupantes" desde el 17 de julio, como la suspensión de la concesión de visados a ciudadanos suizos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes