Líder del Estado Islámico reconoce derrota en Siria


El líder del grupo Estado Islámico apareció por primera vez en cinco años en un video en el que reconoce la derrota del grupo en su último baluarte en Siria, pero jura una “larga batalla” por venir.

En el video, difundido por el brazo propagandístico del grupo extremista el lunes, Abu Bakr al-Baghdadi también habló de los bombardeos del Domingo de Pascua en Sri Lanka que mataron a más de 250 personas y de los cuales el grupo clamó autoría, confirmó el grupo SITE Intelligence.

El video muestra a al-Baghdadi con una espesa barba cana y rojiza, vestido con una túnica negra con un chaleco beige y sentado en el piso con lo que parece ser una ametralladora acomodada a su lado. Habla con tres hombres sentados frente a él cuyas caras están cubiertas y difuminadas.

Es su primera aparición desde que ofreció un sermón en la mezquita al-Nuri en la ciudad iraquí de Mosul en 2014. En aquel video, apareció vestido con una túnica negra y barba recortada negra para ofrecer un sermón desde el púlpito de la mezquita en la que exhortó a los musulmanes alrededor del mundo a jurar lealtad al califato y a obedecerlo como su líder.

Al-Baghdadi reconoció que el Estado Islámico perdió la guerra en Baguz, una aldea en el este de Siria, de la que tomaron control las Fuerzas Democráticas Sirias dirigidas por kurdos y con respaldo de Estados Unidos.

Pero aseguró que “la batalla del islam y su pueblo contra los cruzados y sus seguidores es una batalla larga”, dijo.


Se desconoce cuándo o dónde se filmó el video.

Con una recompensa por 25 millones de dólares, al-Baghdadi es el hombre más buscado del mundo, responsable por liderar las masivas matanzas de los opositores de una organización escalofriantemente violenta, y dirigir e inspirar ataques terroristas en todos los continentes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes