Líder curdo elogia acuerdo para nuevo gobierno en Irak

BAGDAD (AP). Un jerarca curdo elogió este jueves un acuerdo tentativo para formar un nuevo gobierno iraquí, que mantendría en su puesto al primer ministro chií, Nuri al-Maliki, y rompería un estancamiento de ocho meses.

Aunque los suníes tendrán una participación en el gobierno, el acuerdo frustró sus ambiciones de mayor poder político, lo que aumentó el temor de que persista la violencia sectaria.

El acuerdo podría ser un revés para Estados Unidos, que prefería más peso de los suníes por temor a que esa comunidad minoritaria pudiera volver a apoyar a la insurgencia iraquí si no se le daba una voz real en el poder.

Restaba aún el primer paso formal hacia la creación del nuevo gobierno: elegir a un presidente del cuerpo legislativo.

Una votación parlamentaria para confirmar un nuevo gobierno podría tomar varias semanas, mientras las facciones resuelven los detalles sobre la distribución de los puestos.

Masud Barzani, presidente de la región autónoma curda de Irak, confirmó el acuerdo el jueves y expresó esperanzas de que el nuevo gobierno esté funcionando dentro de un mes.

Una coalición respaldada por los suníes y encabezada por el ex primer ministro Ayad Alaui obtuvo el mayor número de escaños en las elecciones parlamentarias del 7 de marzo, pero no ganó la mayoría necesaria para formar un gobierno. Eso abrió la puerta para que partidos religiosos chiíes formaran una coalición y superaran a Alaui, frustrando sus intentos por apropiarse tanto del cargo de primer ministro como de la Presidencia.

En cambio, Alaui encabezará un consejo de seguridad de nueva creación, dijo Barzani. Los poderes del consejo, sin embargo, son vagos: Es poco probable que Al-Maliki renuncie al control en temas de seguridad y uno de sus principales socios chiíes _el movimiento sadrista, firmemente antiestadounidense_ también parece interesado en ganar poder.

Barzani confirmó a los periodistas en Bagdad que el acuerdo tentativo fue elaborado el miércoles por la noche.

El acuerdo termina con ocho meses de disputas políticas que paralizaron al gobierno y aumentaron los temores de que los insurgentes estuvieran aprovechando el desacuerdo político para crear violencia.

"Por fin, afortunadamente, ya está hecho. Está concluido. Todos los grupos están dentro", dijo el miércoles el legislador curdo Mahmud Othman, quien participó en las casi siete horas de negociaciones, que se extendieron hasta muy avanzada la noche y se sumaron a las realizadas los dos días anteriores.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes