Líderes africanos presionan para respetar el alto el fuego en Sudán del Sur

Los líderes de los países del este de África apostaron hoy por presionar al Gobierno y a los rebeldes de Sudán del Sur para que respeten el alto el fuego pactado, y sin embargo violado en repetidas ocasiones, para poner fin al conflicto, informaron a Efe fuentes próximas a las negociaciones.

La Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), bloque de países del este de África mediador en el conflicto, se reunió esta tarde con el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, para buscar una solución definitiva a la crisis, según fuentes de esta organización.

Las partes enfrentadas en la crisis sursudanesa, que estalló el pasado diciembre, han enviado delegados de paz durante meses a Adis Abeba, donde ya se han firmado dos acuerdos de alto el fuego desde el pasado enero.

El último de ellos fue suscrito por el propio presidente del país, Salva Kiir, y el líder rebelde, Riek Machar, el pasado 9 de mayo.

Kiir y Machar, que se encontraban por primera vez cara a cara y firmaban el pacto sin siquiera estrecharse la mano, se han acusado mutuamente de haber violado el cese de las hostilidades.

Lo mismo ocurrió con el primer acuerdo de alto el fuego, firmado por los delegados de ambas partes el 23 de mayo, y que fue violado inmediatamente por ambas partes.

Los jefes de Estado y de gobierno de los países miembros de la IGAD (Etiopía, Uganda, Yibuti, Somalia, Kenia y Sudán) se reúnen desde las 16 horas locales de hoy (13 horas GMT) en el Palacio Nacional de Adis Abeba.

Se espera que la cumbre -en la que Machar no participa por no ser un mandatario- termine con "una posición fuerte para garantizar la observancia del alto el fuego", según las mismas fuentes.

En tanto que líder de una de las partes del conflicto, Machar será convocado en el Palacio Nacional al final de la citada cumbre, antes de volver a reunirse cara a cara con Kiir, quien le acusó de una intentona golpista el pasado diciembre que precipitó la actual crisis.

Aunque la IGAD no es partidaria de fijar sanciones, es una opción que el bloque mediador considerará en este caso "si resulta necesario", confirmó la autoridad a Efe.

Se espera que Kiir y Machar retomen hoy las negociaciones, en el marco de una nueva fase de las conversaciones de paz que comenzó el pasado viernes en Adis Abeba con un simposio que reunió a 150 representantes políticos, de la sociedad civil y líderes tradicionales del país africano.

En relación a ese encuentro, la asociación sursudanesa Ciudadanos por la Paz y la Justicia (CPJ) criticó la manera en que la IGAD eligió a los representantes de la sociedad civil del país africano que participaron en el simposio este fin de semana.

La CPJ, una coalición de las organizaciones de la sociedad civil sursudanesa, se formó en enero para explorar las causas del conflicto y examinar el rol que podría jugar en la solución de la crisis.

De los 19 representantes elegidos por la organización para participar en el simposio, solo uno fue seleccionado por la IGAD para asistir al cónclave.

Al parecer, el simposio se retrasó un día por las críticas expresadas por algunos sectores por la participación precisamente de estos representantes de la CPJ, elegidos "de forma independiente" y no alineados con el Gobierno ni con los rebeldes de Machar, criticó la CPJ.

El conflicto político iniciado en Sudán del Sur entre Kiir, de etnia dinka, y Machar, de los nueres y depuesto un año antes, pronto derivó en un conflicto étnico entre comunidades que se han atacado en los últimos meses.

Los enfrentamientos han causado miles de muertos en estos meses y han colocado al borde de la guerra civil a este joven país, que se independizó de Sudán en julio de 2011.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada