Líderes mundiales analizan en Londres el futuro de Libia

Lonres ( AP). Varios líderes internacionales trazaron el martes posibles escenarios para el fin del régimen tambaleante de Moamar Gadafi, mientras el primer ministro británico David Cameron acusó al líder libio de balear y matar de hambre a sus adversarios.

El secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-Moon, la secretaria de estado norteamericana Hillary Rodham Clinton, la Liga Arabe, el titular de la OTAN Anders Fogh Rasmussen y unos 40 cancilleres participaron en las conversaciones, tratando de aumentar la presión sobre Gadafi para que deje el poder.

Al abrir las conversaciones, Cameron dijo que la conferencia trataría cómo ayudar a Libia a encaminarse después que caiga Gadafi.

"El motivo de estar aquí se debe a que el pueblo libio no puede concretar ese futuro por sí solo", dijo Cameron. "Todos estamos aquí con un solo propósito: ayudar al pueblo libio en su momento de necesidad".

El primer ministro agregó que Gran Bretaña recibió informaciones de que Gadafi estaba atacando Misrata, el principal bastión de los rebeldes en el oeste, con ataques por tierra y por mar y hostigando implacablemente a los civiles.

"Gadafi está usando tiradores expertos para acribillarlos y dejar que se desangren en la calle. Ha cortado el suministro de alimentos, agua y electricidad para postrarlos", agregó.

Clinton afirmó que la comunidad internacional debe apoyar los llamamientos a la democracia que conmueven como un huracán Libia y los países vecinos, aunque advirtió que los cambios no se ganarán fácilmente.

"Bajo diferentes gobiernos, bajo diferentes circunstancias, los pueblos manifiestan las mismas aspiraciones básicas: una voz en el gobierno, el fin de la corrupción, libertad de la violencia y el temor, la oportunidad de vivir con dignidad y de aprovechar al máximo los talentos de cada uno", declaró Clinton. "Estos objetivos no se logran fácilmente. Pero, sin duda, vale la pena trabajar por ellos", agregó.

El canciller italiano Franco Frattini dijo que varias naciones apoyan una propuesta de poner fin rápidamente al conflicto, con planes de un cese de fuego, el exilio de Gadafi y un marco de conversaciones sobre el futuro de Libia entre líderes tribales y representantes de la oposición.

"Por supuesto dondequiera que vaya, si es que se va, depende de él y del pueblo de Libia", aclaró el canciller británico William Hague. "No vamos a elegir la residencia de retiro de Gadafi".

Frattini había indicado antes que varios países africanos podrían ofrecer asilo a Gadafi, pero el titular de la Unión Africana, Jean Ping, decidió no asistir.

Ban dijo que el enviado especial de la ONU Abdelila al-Khatib, ex canciller de Jordania, regresará a Libia para conversar con el régimen de Gadafi y líderes de la oposición. Estados Unidos, por su parte, despachará al diplomático Chris Stevens a la ciudad de Bengasi, en manos de los rebeldes, para reunirse con sus líderes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes