Líderes mundiales siguen llegando a cumbre del G20 en Argentina

Los líderes mundiales comenzaron a llegar a Buenos Aires el jueves para la cumbre del G20 y se espera que la atención se centre en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el conflicto entre Rusia y Ucrania y un nuevo acuerdo comercial norteamericano.

Los jefes de Estado de Italia, Canadá, Corea del Sur, Singapur y Turquía fueron los primeros en arribar al país. El presidente francés y el príncipe saudí llegaron la víspera.

La reunión podría ser un momento definitorio para el Grupo de los 20, dijo Thomas Bernes, del Centro para la Innovación de Gobierno Internacional, un grupo de expertos con sede en Canadá.

"La cumbre de líderes del G20 corre el riesgo de caer en el desorden, ya que la cumbre se ve opacada por temas que no están en la agenda, como la guerra comercial de Estados Unidos y China, la agresión de Rusia contra Ucrania y la presencia del príncipe heredero de Arabia Saudita", dijo Bernes. "La verdadera prueba será si los otros miembros del G20 actuarán resueltamente o si seremos testigos del desmoronamiento del G20 como un foro para la cooperación económica internacional".

El presidente estadounidense Donald Trump canceló una reunión programada para el sábado con el presidente ruso Vladimir Putin, citando el decomiso de navíos ucranianos por parte de Rusia. Trump hizo el anuncio por Twitter antes de salir de Washington, D.C., rumbo a la cumbre.

Mientras, la polémica rodeaba al príncipe saudí Mohammed bin Salman, acusado por Human Rights Watch (HRW) de crímenes de guerra en Yemen y del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul el mes pasado. El miércoles, la justicia argentina decidió tomar en consideración una solicitud de HRW, una decisión que al parecer busca avergonzar a bin Salman mientras está en la cumbre.

Durante una conferencia de prensa el jueves con el presidente argentino Mauricio Macri, el mandatario francés Emmanuel Macron hizo un llamado a la comunidad internacional a investigar el asesinato de Khashoggi, pero no dio más detalles.

Macri dijo que el tema de Khashoggi estará “en la mesa” durante encuentros bilaterales en la cumbre del viernes y sábado, y posiblemente durante reuniones más amplias con líderes del G20.

El escenario del G20 es un alivio para Macron, que enfrenta protestas masivas en su país por el aumento de los impuestos al combustible. Además, el mandatario francés busca mostrarse como nuevo líder del mundo libre y trata de salvar la idea de cooperación internacional que representa esta cumbre.

Otros líderes europeos en la cumbre atraviesan conflictos domésticos. La primera ministra británica Theresa May procura sobrevivir políticamente a la salida de su país de la Unión Europea. La canciller Angela Merkel se prepara para abandonar la política luego de anunciar el mes pasado que renunciaría al liderazgo de su partido, un cargo que ocupa desde el año 2000. Y el italiano Giuseppe Conte encabeza una coalición populista que está en conflicto con la UE y sufre divisiones internas.

Funcionarios en Berlín informaron que Merkel tiene previsto reunirse con Trump, Putin, Macri, el presidente chino Xi Jinping y los primeros ministros de India, Narendra Modi; y Australia, Scott Morrison.

Mientras, afuera del Congreso argentino, unas 1.000 personas participaban en un evento convocado por organizaciones que se oponen al G20 y el Fondo Monetario Internacional. Una enorme figura inflable con la imagen de un Trump bebé sosteniendo un teléfono flotaba en la plaza bajo una ligera lluvia. Este enorme globo ha aparecido en otras protestas en las ciudades que ha visitado el presidente estadounidense.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes