Líderes mundiales se solidarizan con el pueblo haitiano

PARÍS (AFP). El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el papa Benedicto XVI, el presidente francés Nicolas Sarkozy, y el ex presidente haitiano Jean Bertrand Aristide desde su exilio sudafricano expresaron hoy miércoles su solidaridad con el pueblo haitiano, golpeado por un potente terremoto que causó centenas de víctimas.

Es una "tragedia para Haití y para las Naciones Unidas", declaró hoy miércoles en Nueva York Ban Ki-moon, al comentar el sismo que destruyó la sede de la ONU en Puerto Príncipe.

"Apelo a la generosidad de todos, para que estos hermanos y hermanas que viven momentos de necesidad y dolor no estén faltos de nuestra solidaridad concreta", dijo por su parte el Papa al finalizar su audiencia semanal en el Vaticano.

El Papa declaró dijo que pensaba en las personas que vivían una "dramática situación" a causa del "devastador terremoto que provocó importantes pérdidas de vidas humanas y dejó gran cantidad de personas sin techo y de desaparecidos".El presidente francés, Nicolas Sarkozy, expresó hoy miércoles su "profunda emoción" y su solidaridad con los haitianos y dijo que "era urgente socorrer a las víctimas", al tiempo que manifestaba su preocupación por los 1,400 franceses residentes en Haití.

Sarkozy expresó "su profunda solidaridad a las autoridades y al pueblo haitiano y al personal de Naciones Unidas seriamente afectado por el sismo", indicó un comunicado de la presidencia francesa.

Por su parte, el presidente estadounidense Barack Obama, que el martes anunció medidas de ayuda a Haití, sostendrá este miércoles una reunión de crisis en la Casa Blanca, anunció la presidencia.

"Mis pensamientos y oraciones están con los que han sido afectados por este terremoto. Supervisamos la situación y estamos listos para ayudar al pueblo de Haití", declaró Obama la noche del martes.

Por su parte, el ex presidente haitiano Jean Bertrand Aristide, exiliado en Sudáfrica desde su salida del país en 2004, lamentó este miércoles las víctimas que causó el sismo en su país, que calificó de "tragedia inenarrable".

"Mi mujer y yo estamos con el pueblo de nuestro país y lamentamos la muerte y la destrucción" provocada por el terremoto, dijo en un comunicado.

El presidente sudafricano Jacob Zuma también transmitió "su simpatía y su pésame" a los haitianos "afectados por el sismo".

"El gobierno y el pueblo de la República de Sudáfrica desean transmitir nuestra profunda simpatía y nuestro pésame por el desastroso sismo que golpeó el sur de Haití", dijo el Zuma, citado por un comunicado de la presidencia.

En México, el presidente Felipe Calderón sigue los acontecimientos y mandó "instrucciones a la cancillería para que establezca los contactos necesarios" a fin de brindar el apoyo que requiera su población, señaló la presidencia mexicana en un comunicado.

Canadá está "profundamente preocupada" y dispuesta a actuar tras el potente terremoto de magnitud 7 que sacudió a Haití, dijo el martes el jefe de la diplomacia canadiense.

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, se declaró "muy preocupado", informó la cancillería brasileña.

"El ministro de Exteriores, Celso Amorim, informó al presidente Lula sobre el sismo y el presidente se mostró muy preocupado con el pueblo haitiano y con los brasileños que están allí", dijo un portavoz de la cancillería a la AFP.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes