Llega a Venezuela buque hospital chino en medio de la crisis

Un buque hospital chino atracó el sábado cerca de la capital de Venezuela en momentos en que la profunda crisis económica del país sudamericano llama la atención de Estados Unidos y otras potencias mundiales.

El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, recibió el buque “Arca de Paz” del Ejército Popular de Liberación en su parada más reciente como parte de la gira “Misión Armonía” a 11 países anunciada en junio.

“Lo primero que tenemos que resaltar es que es un buque para la paz”, expresó Padrino. “Así es que se hace diplomacia en el mundo, con política, con cooperación”.

El interés en la visita humanitaria ha ido en aumento desde que el Pentágono anunciara en agosto que estaba enviando su propio buque hospital, el USNS Comfort, a la vecina Colombia, para brindar atención médica a los miles de migrantes venezolanos que huyeron de su país en medio de una escasez generalizada de alimentos y medicinas.

Durante una vista a Colombia el mes pasado, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, dijo que el envío del barco era una misión humanitaria para hacerle frente a los efectos colaterales del mal manejo económico del presidente Nicolás Maduro. Naciones Unidas calcula que, en años recientes, 2,3 millones de venezolanos han huido del país devastado por la crisis, principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

Sin embargo, altos funcionarios del gobierno socialista venezolano consideraron el despliegue del Comfort como una amenaza, parte de un esfuerzo de Estados Unidos para abrirse paso a una intervención militar con bases humanitarias.

Padrino dijo el sábado que la visita del buque chino era parte de una “operación de defensa estratégica”.

“A partir de este momento van a estar toda esta semana, también, atendiendo y recibiendo pacientes de todas las nacionalidades”, agregó Padrino, que explicó que el buque es “una muestra concreta de amistad, de reciprocidad, de verdadera cooperación y de verdadera diplomacia”.

Las giras humanitarias alrededor del mundo del “Arca de Paz” se han convertido en una señal de los esfuerzos de alcance de China y las ambiciones de Beijing de expandir gradualmente su influencia militar en el extranjero.

El navío, que cuenta con 300 camas, ocho salas de cirugías y un helicóptero ambulancia, ha llevado a cabo dichas misiones en más de 40 países y ofrecido servicio médico gratuito a más de 180.000 personas desde que fue comisionado en 2008.

Ese tipo de asistencia ha sido parte de la diplomacia estadounidense en Latinoamérica desde hace décadas.

El buque chino ha visitado Latinoamérica en dos ocasiones previas, en 2011 y 2015, pero nunca había parado en Venezuela. En su misión actual también visitará la isla caribeña de Granada y Ecuador.

Maduro, que regresó hace una semana de una visita a China en que buscó nuevas inversiones y financiamiento de uno de los principales aliados de Venezuela, dijo en Twitter que el buque permanecerá aproximadamente una semana en el país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes