Llega barco con agua a Barcelona para paliar la sequía

BARCELONA, España (AFP) - Un primer barco con agua llegó el martes a Barcelona (noreste de España) desde la vecina Tarragona, una de las primeras medidas adoptadas para paliar una persistente sequía en Cataluña, informó el ministerio regional de Medio Ambiente.

La llegada del barco cisterna es una de las medidas excepcionales que se adoptaron para enfrentar una sequía en la región de Barcelona que, gracias a intensas lluvias del pasado fin de semana, dejó de ser tan alarmante.

El pasado 18 de abril, el gobierno español aprobó la prolongación de una tubería que lleva agua del río Ebro a Tarragona (Cataluña, noreste) como respuesta "temporal" a la "situación de emergencia" que suponía la sequía para Barcelona.

Esta iniciativa puso en pie de guerra a varias regiones españolas, unas afectadas tradicionalmente por la sequía y otras, porque consideran que el trasvase de agua puede afectarles.

Las regiones de Valencia y Murcia (este), gobernadas por el opositor Partido Popular (PP, derecha), manifestaron su intención de recurrir al Tribunal Constitucional si no hay agua para sus regiones.

Para el caso de que hubiese continuado la sequía, las autoridades catalanas estudiaron diferentes medios para paliarla que van desde trasvases hasta el aprovechamiento del sobrante de riegos, pasando por el transporte de agua por barco iniciado este martes.

El próximo jueves llegará un segundo barco con agua potable procedente de Marsella (Francia) y un tercero llegará el 19 de mayo con agua prepotable también procedente de esa ciudad.

El barco que llegó el martes al puerto barcelonés, el "Sichem Defender", cargado con unos 19.000 metros cúbicos de agua potable, permitirá aportar a la red de suministro 1,66 hectómetros cúbicos de agua al mes.

Para la segunda quincena de mayo, un total de seis barcos llevarán agua a Barcelona, dos procedentes de Tarragona y cuatro, de Marsella, en 63 viajes mensuales.

Para fin de mes se calcula que el sistema Ter-Llobregat (que suministra agua a la capital catalana) recibirá con este aporte un total de 1.660.000 metros cúbicos de agua cada mes, es decir, un 6% del consumo de los 5,5 millones de habitantes que se abastecen en este sistema, explicó Medio Ambiente en un comunicado.

Este sistema de aprovisionamiento de agua estará en funcionamiento hasta que la evolución de la sequía lo aconseje, y en tal sentido "se formalizaron contratos con las compañía navieras, incialmente por tres meses, que serán renovables en caso de necesidad", precisó.

Las lluvias de los últimos días beneficiaron a los embalses de Cataluña, que alcanzaron el 26,9% de su capacidad, frente al 20% de hace un mes, cerca del límite del 15%, bajo el cual el agua se considera no utilizable debido al lodo del fondo de las presas.

Sin embargo, la región del Levante, en la costa este española, tradicionalmente afectada por la sequía, se encuentra en peor situación que su vecina Cataluña, ya que no ha llovido lo suficiente en los últimos días y la capacidad de los embalses ha descendido y se encuentra en un 20,3% en la cuenca del río Segura y en un 24,1% en la del río Júcar.

El costo del traslado de agua a través de los buques cisterna totalizará unos 22 millones de euros al mes, precisó el ministerio regional catalán.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes