Llega delegación EU para destrabar diálogo en Honduras

TEGUCIGALPA (AP). El secretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos Tomas Shannon llega hoy miércoles a Honduras para ayudar a revivir un diálogo que está contra el tiempo por la cercanía de las elecciones y trabado en el asunto sobre si el líder derrocado Manuel Zelaya debe retornar al poder o se busca otra vía.

Las partes en conflicto muestran señales de querer retornar a la mesa de negociaciones, pero mantienen las divergencias en cuanto a la restitución o no de Zelaya, derrocado por un golpe de estado el 28 de junio y quien lleva más de un mes refugiado en la embajada brasileña.

"Se debe regresar a una sociedad de derecho y restaurar los poderes del Estado", dijo Zelaya el miércoles a Radio Globo. "Al volverme a colocar en la presidencia, es un símbolo porque lo que quiere la población es que se respete el estado de derecho".

Los planteamientos del líder derrocado chocan con los formulados la víspera por el presidente del gobierno de facto Roberto Micheletti, quien tras varios días de silencio manifestó claramente que no negociará la restitución de su otrora correligionario.

En medio de este panorama complejo llega la misión estadounidense integrada por Shannon, el subsecretario Adjunto Principal para el Hemisferio Occidental Craig Kelly y el Asistente Especial del Presidente y Director Principal para Asuntos del Hemisferio Occidental, Dan Restrepo.

Los diplomáticos se entrevistarán con Zelaya y Micheletti. El sábado, la secretaria de estado Hillary Rodham Clinton telefoneó a ambos líderes hondureños.

"Esta misión es importante y esperamos que tenga el respaldo de los golpistas y la sociedad hondureña", expresó Zelaya. "Es necesaria una rectificación nacional para encontrar la reconciliación".

Micheletti afirmó que está dispuesto a apoyar cualquier otra salida que no sea la reinstalación e Zelaya, incluyendo la llamada "tercería", que consiste en impulsar a un tercero para un gobierno transitorio que entregue el poder en enero al mandatario que resulte electo en los comicios del 29 de noviembre.

Impulsado por la Organización de Estados Americanos, el diálogo avanzó en muchos temas pero se cortó el viernes por las diferencias en el punto de la restitución de Zelaya, para quien la idea de una tercería "es descabellada y no es aceptada internacionalmente".El gobernante de facto insistió en que la posibilidad de un acuerdo surgido del proceso de diálogo se daría posterior a los comicios. Es decir, que se mantendría en el poder al menos previo a la celebración de las elecciones.

Señaló que en la conversación del sábado con Clinton le habló sobre las elecciones, que para muchos hondureños --según encuestas-- podrían representar la salida a la crisis.

El movimiento contra el golpe de estado ha advertido que saboteará el proceso electoral por considerar que fue convocado por autoridades sin legitimidad en el país. La OEA considera vital una solución al conflicto antes de los comicios.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes