Llega la hora de la verdad para un dividido EU

NUEVA YORK (AP)  Las elecciones que finalizan el martes serán recordadas como quizás las más largas hasta ahora, pero también las que los estadounidenses han vivido con más certeza y pasión, expresando firmemente su creencia de que el próximo presidente puede cambiar las cosas.

Después de meses de campaña electoral, llega un día extraordinario, no importa quién sea el ganador. Pero el martes 4 de noviembre, día en que los estadounidenses escogerán entre el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, también refleja las intensas divisiones del pueblo estadounidense. Estados Unidos es un país que vive una crisis financiera que está afectando al resto del mundo y dejando a la nación sin puestos de trabajo y líneas de crédito.

Además, el país lleva cinco años y medio de guerra en Irak. Se trata de una guerra en la que han muerto casi 4.200 estadounidenses y que ha dividido a ambos candidatos, uno de ellos un héroe de guerra, sobre cómo y cuándo debería terminar el conflicto. Estas elecciones también podrían significar la primera oportunidad de colocar al primer presidente afroamericano en la Casa Blanca, una oportunidad que los propios demócratas prefirieron antes que escoger a una mujer.

El país también está dividido sobre qué posición tomar contra el terrorismo y la imagen que Estados Unidos ofrece al resto del mundo: ¿Debería ser más colaboracionista o más agresivo? Uno de los pocos temas en que muchos están de acuerdo es el efecto negativo que la presidencia de George W. Bush ha supuesto para la posición de Estados Unidos en el mundo. Obama y McCain ofrecen dos perspectivas muy distintas para el país y por fin llegó la hora de decidirse.

"Algo ha de cambiar", dijo Aaron Crider, un empleado de 35 años en un restaurante de Columbus, en el estado de Ohio. "Algo importante ha de ocurrir".

La confianza en un futuro mejor _ algo de lo que Estados Unidos siempre ha alardeado frente al mundo _ se está perdiendo, al igual que se está perdiendo la confianza de los consumidores. Los medios de comunicación sólo hablan sobre trucos para gastar menos, apretarse el cinturón y mantener el puesto de trabajo.

Los nervios están a flor de piel. "Estamos un poco en limbo, esperando a ver que pasa", comentó Caitin Patch, una peluquera de Denver. Tanto Obama como McCain han insistido en la palabra "cambio", sobre todo en el cambio económico. Y muchos estadounidenses han dado la bienvenida a esa idea. En un país acostumbrado a bajos niveles de participación electoral, sorprende ver que la apatía no existe este año.

"Estas son las elecciones más intensas en las que nunca he participado", dijo el candidato vicepresidencial demócrata Joe Biden a la multitud el lunes durante un acto electoral.

Mientras tanto, McCain, que va en segundo lugar en las encuestas desde hace semanas, pidió a sus partidarios un esfuerzo de último minuto. "Sean voluntarios", pidió McCain. "Llamen a las puertas, lleven a sus vecinos a votar. Necesito su voto".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes