Llegan a Paraguay enviados del Papa en medio de enfrentamiento en la Iglesia

Dos enviados del Papa Francisco llegaron este lunes a Paraguay para investigar acusaciones de pederastia contra un sacerdote, en medio de un enfrentamiento entre dos obispos de la Iglesia Católica local.

El cardenal español Santos Abril y Castelló y el obispo auxiliar de Montevideo, Milton Luis Troccoli, arribaron a Asunción como enviados del papa Francisco luego que trascendieran presuntos casos de abuso de menores y homosexualidad en la diócesis de Ciudad del Este (330 km al este, en la triple frontera con Brasil y Argentina).

"Ante todo debe primar el diálogo", dijo el cardenal español en breves declaraciones a periodistas sobre un caso que amenaza con dañar la imagen de la Iglesia católica paraguaya.

El cardenal se refirió así al abierto enfrentamiento entre el arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo, y el obispo de Ciudad del Este, Rogelio Livieres.

Liveres acusó a Cuquejo de "homosexual", en respuesta a declaraciones del arzobispo en las cuales señaló que "se tiene que investigar" las denuncias periodísticas contra un sacerdote muy próximo a Livieres, el argentino Carlos Urrutigoity.

A principios de junio, una cadena de televisión estadounidense implicó a Urrutigoity -director del seminario de Ciudad del Este- en casos de abuso de menores en Pensilvania hace más de 10 años.

"El padre Urrutigoity fue sobreseído dos veces en la causa que le atribuyeron", dijo Livieres, perteneciente al movimiento ultraconservador Opus Dei.

"Es una mala persona. Se metió con mi sacerdote. Felizmente se va a ir", sentenció Livieres sobre Cuquejo.

Los dos enviados del papa Francisco, que llegaron a Asunción en "visita apostólica", se reunieron el lunes con el presidente Horacio Cartes, antes de viajar a Ciudad del Este.

"Hay que buscar evidencias", dijo Abril y Castelló al ser consultado sobre si investigará la denuncia de pederastia que afecta al cura argentino. "En este momento no puedo opinar nada".

El obispo español revisará la labor pastoral y administrativa de la diócesis de Ciudad del Este y Troccoli examinará el trabajo de dos seminarios creados por Livieres.

El presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), Claudio Giménez, dijo a periodistas que sentía "vergüenza" por las acusaciones entre los obispos de las dos regiones eclesiásticas mas importantes de Paraguay.

"Se supone que por su formación, estos temas debieron tratarse con más altura en el seno de la Conferencia Episcopal", precisó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7