Llueve 500 veces más de lo normal en desierto chileno

SANTIAGO DE CHILE ( AP). El árido desierto del norte de Chile sufre de precipitaciones hasta 500 veces por encima de lo normal, lo cual no implica que sea mucho si se compara con regiones del trópico, pero aun así han causado daños y amenazado la vida de habitantes de esa región.

El meteorólogo Cristóbal Torres, de la dirección de Meteorología de Chile, dijo a la AP que el fenómeno de lluvias en el desierto de Atacama se presenta en promedio " cada 7 años. Desde el 2000 no se registraba un evento importante. Pero con las características e intensidad que ha tenido y que se han presentado por más de siete días, esto ocurre una vez cada 60 años".

Atacama es la región más árida de toda la Tierra.

En localidades como Arica, a unos 20 kilómetros de la frontera con Perú, ha llovido 3,4 milímetros cuando lo normal es 0,4 milímetros. En Antofagasta, a 1,300 kilómetros al norte de la capital, llovió 1,2 milímetros cuando el promedio es 0,1 milímetro, pero lo preocupante, señaló el especialista, es que para hoy se prevé una precipitación pluvial de entre 10 y 15 milímetros.

El problema es que como en esa zona llueve tan poco, las viviendas no tienen techados adecuados y las calles no tienen alcantarillas para evacuar las lluvias y de ahí la preocupación aunque las cifras de precipitación parezcan ridículamente bajas si por ejemplo se compara con la ciudad de México, en donde en junio se registró una precipitación promedio de más de 100 milímetros.

El pronóstico de clima no es alentador si se considera que la Oficina Nacional de Emergencia del gobierno (Onemi), reportó la existencia de 1.330 damnificados en Arica, Parinacota y Tarapacá, así como el corte de caminos por ventiscas y lluvias.

En esta época del año es inusual que llueva y nieve, según Torres, eso es más frecuente en la primavera.

Además, el meteorólogo auguró más ventoleras para el fin de semana, que se acentuarán en la cordillera con vientos de hasta 80 kilómetros por hora.

Vientos de ese tipo provocaron a comienzos de semana, además de lluvias y nevadas en el interior, una tormenta de arena en la ciudad de Iquique, a 1,700 kilómetros al norte de esta capital.

El gobierno mantiene una alerta amarilla para las zonas afectadas, lo cual implica que los servicios de emergencia están listos para actuar si la situación se agrava.

En Colchane, un poblado fronterizo con Bolivia, un autobús boliviano con docenas de pasajeros y otros vehículos que se trasladaban a la ciudad de Iquique, debieron ser rescatados por personal militar que llegaron en carros oruga ya que se quedaron varados en descampado por una nevada. Entre las personas que quedaron 48 horas atrapadas estaban dos colombianos, por lo que la Cancillería de su país envió una nota de agradecimiento por " haberles salvado la vida".

El año pasado fue un año extremadamente seco en todo el territorio y este año se mantiene el déficit en general en gran parte del centro sur.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes