Lluvia gélida cancela vuelos en Moscú y provoca apagones

MOSCU (AP). Una lluvia gélida llevó el domingo al cierre del mayor aeropuerto de Moscú durante casi 15 horas, cubrió los caminos con una capa de hielo y dejó a más de 300.000 personas y 14 hospitales sin electricidad en pleno invierno.

La precipitación bañó la ciudad el sábado en la noche. Trabajadores intentaban restablecer la electricidad luego que un hielo pesado rompió algunos tendidos eléctricos, dijo el ministerio de Emergencia de Rusia.

El principal aeropuerto de Moscú, el Domodedovo, fue cerrado el domingo por la mañana debido a una interrupción del suministro eléctrico. Las autoridades prohibieron los despegues y aterrizajes durante unas 15 horas hasta que se permitió la salida de un puñado de vuelos internos. La electricidad no se había restablecido por completo.

Al menos 13 vuelos ya habían despegado, le dijo el jefe civil de aviación Alexander Neradko a la televisora estatal Rossiya 24 TV.

Los dos otros aeropuertos más grandes de Moscú, el Sheremetyevo y el Vnukovo, estaban operando, pero con retrasos.

Los conductores en Moscú encontraron el domingo sus automóviles con cerca de 2,5 centímetros (1 pulgada) de nieve. Líneas eléctricas en toda la región, cargadas de hielo, se reventaban al toque de las ramas de los árboles, lo que causó interrupciones en el transporte público y trenes suburbanos.

A diferencia del resto de Europa, Moscú no registró la semana pasada demoras de vuelos ni accidentes viales de importancia debido a las malas condiciones del clima.

Los conductores en Moscú encontraron el domingo sus automóviles con cerca de 2,5 centímetros (1 pulgada) de nieve. Líneas eléctricas en toda la región, cargadas de hielo, se reventaban al toque de las ramas de los árboles, lo que causó interrupciones en el transporte público y trenes suburbanos.

El funcionario de Salud de más alto rango de Moscú exhortó a los residentes a no arriesgarse a caminar en las resbalosas calles de la ciudad y evitar salir al exterior.

A diferencia del resto de Europa, Moscú no había sufrido retrasos aéreos ni accidentes viales en la última semana debido al temporal invernal.

Varios aeropuertos de Europa fueron afectados por un frente gélido que avanzaba por el este de Estados Unidos.

En Londres, el aeropuerto Heathrow estaba operando el domingo, pero las autoridades advirtieron en su página electrónica que se habían cancelado vuelos y que algunos estaban retrasados debido al mal tiempo en Estados Unidos.

Quince vuelos de British Airways que iban a Nueva York, Newark, Boston, Filadelfia, Baltimore y el aeropuerto Dulles en Washington DC, entre otras ciudades, fueron suspendidos.

En París, cinco vuelos del aeropuerto Charles de Gaulle que iban a la terminal John F. Kennedy de Nueva York fueron cancelados el domingo, al igual que dos que iban a Newark y a Filadelfia.

Las malas noticias para los viajeros llegaron justo cuando el aeropuerto parisino de estaba finalmente recuperando de los trastornos ocasionados por tormentas de nieve y una escasez de líquido especial para deshelar las vías. Cientos de personas pasaron la Navidad en los pasillos de aeropuertos en París y Bruselas.

En Estocolmo y Oslo también se cancelaron vuelos hacia el tercio este de Estados Unidos.

El aeropuerto de Francfort, el más grande del continente Europeo, sólo reportó dos vuelos cancelados que iban al JFK y al aeropuerto de Newark.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes