Lluvias en California al acercarse gran tormenta

Una tormenta que se espera descargue intensas lluvias y vientos huracanados comenzó a hacerse notar el jueves en el norte de California, donde los vecinos se aprovisionaban de suministros de emergencia y algunas escuelas cancelaron las clases.

Lluvias moderadas y ráfagas viento comenzaron a azotar la zona al norte de San Francisco el miércoles por la noche, y se esperaban intensas lluvias para la noche en toda la región, indicó el Servicio Nacional Meteorológico.

En las montañas de la costa podrían caer hasta 8 pulgadas (20 centímetros) durante 24 horas a partir del miércoles por la tarde, señaló el servicio.

Se espera que la tormenta sea una de las más importantes en cuando a viento y lluvia en cinco años, y podría causar deslizamientos, especialmente en zonas afectadas por los intensos y extendidos incendios forestales de este año. En la costa se prevén grandes olas.

"Es un periodo muy corto para tal cantidad de agua", dijo la meteoróloga Diana Henderson. "Prevemos que habrá algunas inundaciones localizadas, quizá caída de algunos árboles y la caída de postes de electricidad. Podría afectar a una gran cantidad de personas".

Los vecinos de la zona acudían a comprar suministros de emergencia, y algunas tiendas se quedaron sin agua embotellada, baterías y linternas. Algunas ciudades anunciaron en sus cuentas de Twitter que ya no quedaban sacos de arena el miércoles por la noche.

Las estaciones de esquí en Sierra Nevada, por su parte, podrían recibir nevadas de más de 2 pies (60 centímetros).

Las previsiones apuntan a que la tormenta se dirigiría después hacia áreas del sur del estado, antes de que un debilitado sistema avance hacia el este a través de Nevada, Idaho, Arizona y Nuevo México. Esos estados podrían registrar lluvias y nevadas, pero no al nivel de California, según los expertos.

En San Francisco, donde se pronosticaban hasta 4 pulgadas de lluvia, equipos de trabajadores despejaban desagües de tormenta y retiraban piedras sueltas de una colina para evitar desprendimientos. Se recomendó a los vecinos que barrieran hojas y restos que hubiera delante de sus casas para evitar que atascaran los desagües.

Escuelas públicas en varias ciudades de la zona, como San Francisco, Oakland y Berkeley, así como algunas escuelas privadas, cancelaron las clases del jueves.

El servicio meteorológico alertó de olas altas desde la costa central al condado de Ventura, indicando que las olas sobrepasarían los rompeolas en ocasiones y podrían llegar a playas bajas o aparcamientos.

En el corazón de la producción agrícola de California, los granjeros aguardan la lluvia luego de tres años de sequía.

Aunque la precipitación podría obligar a los trabajadores a detener el cultivo de cítricos, las lluvias en esta época del año provocan que los frutos crezcan más, dijo James McFarlane, un granjero que siembra mandarinas, almendras y alfalfa en el condado Fresno.

"Si la madre naturaleza no nos ayuda en el campo, probablemente tendremos problemas para encontrar agua en la superficie en los meses de mayor calor", dijo.

La lluvia, y más importante, la nieve que cae en la Sierra Nevada y se derrite durante la primavera y el verano, llena las reservas que suministran agua de riego durante los meses de calor y sequía.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7