Lobo instala diálogo pro reconciliación en Honduras

TEGUCIGALPA (AFP). El presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, instaló este lunes el "diálogo nacional" con los diferentes sectores de la sociedad en un intento de cerrar las fisuras originadas por el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya el 28 de junio.

Representantes de los industriales, comerciantes, empresarios, campesinos, pobladores, médicos y artistas, entre decenas de sectores se reunieron en un hotel de Tegucigalpa ante una mesa en la que estaba Lobo con miembros del opositor Partido Nacional (PN, derecha) para escuchar sus planteamientos.

Todos "tendrán un minuto para que nos escuchemos todos", dijo Lobo a los presentes, antes de iniciar la larga jornada de exposiciones.

Los distintos sectores comparecieron por convocatoria que Lobo hizo el pasado 3 de diciembre para que den aportes a la elaboración de un "Plan de Nación" para los próximos decenios "y lograr la reconciliación del país".

A la reunión asistieron los contendientes que perdieron las elecciones ante el candidato conservador el pasado 29 de noviembre, quien asumirá la presidencia el próximo 27 de enero, en medio de la incertidumbre sobre el reconocimiento de la comunidad internacional.

Honduras se encuentra hundida en una profunda crisis tras el derrocamiento el pasado 28 de junio del presidente Manuel Zelaya, que fue sustituido por el líder del Congreso, Roberto Micheletti.

Hasta ahora han fracasado todos los esfuerzos de la comunidad internacional por restituir a Zelaya, quien tras ser expulsado del país regresó clandestino el 21 de septiembre y se refugió en la embajada de Brasil donde aún se encuentra.

Micheletti pretende cerrar esta crisis y restablecer la ayuda internacional, que fue suspendida tras el golpe, con la llegada de Lobo al poder.

Algo que no parece tan fácil. El pasado 8 de diciembre los presidentes de Costa Rica, Oscar Arias, y de Panamá, Ricardo Martinelli, -que se encuentran entre los pocos que han reconocido los comicios de noviembre- advirtieron en un encuentro con Lobo en San José que para conseguir el reconocimiento internacional, debe lograr antes la renuncia de Micheletti.

Lobo aseguró en declaraciones a una radio local este lunes su "voluntad absoluta de dialogar" con Zelaya.

"Lo que falta es que las actuales autoridades ayuden y faciliten" un encuentro con Zelaya, que la semana pasada abortó su salida de la legación brasileña para viajar a México, después de que el gobierno de Micheletti le exigiera renunciar a la presidencia y pedir asilo político.

El presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, había entrado en escena para tratar de resolver la crisis hondureña convocando a Zelaya y a Lobo este lunes en Santo Domingo para iniciar el diálogo, pero la reunión ha sido pospuesta.

La canciller del gobierno depuesto, Patricia Rodas, aseguró el domingo en La Habana que Zelaya está "firme" y dispuesto al "sacrificio" necesario para encontrar una salida a la crisis de Honduras.

"El presidente Zelaya está bien, fortalecido, firme, dispuesto a todo tipo de acción y del sacrificio que haga falta para que el precedente del golpe de Estado no sea una acción que atente contra las esperanzas democráticas y de transformación social de nuestros pueblos", dijo Rodas a periodistas.

La canciller del gobierno depuesto participaba en la Cumbre de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), inaugurada el domingo por el presidente cubano Raúl Castro y dominada por la crisis política de Honduras.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes