Lugo pregunta a Montanaro sobre tumba de desaparecidos

ASUNCION (AP). El presidente Fernando Lugo reclamó el martes al ex represor Sabino Montanaro que revele dónde fueron enterrados los cadáveres de decenas de presos políticos torturados en dependencias policiales durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

Montanaro, de 86 años, ex ministro del Interior, enfermo de Parkinson, bronconeumonia y fractura de caderas, estuvo asilado en Honduras desde 1989, evitando su extradición solicitada por la justicia que procesa unos seis expedientes en los que, presuntamente, aparece como responsable del apresamiento ilegal, tortura y asesinato de opositores en los años 70 y 80.

Sorpresivamente, llegó el viernes movilizándose en silla de ruedas.

Lugo leyó una declaración en el palacio de Gobierno señalando que "la dictadura de Stroessner, sus cómplices y secuaces, ocultaron cobardemente en lugares desconocidos los restos de estos héroes para que nadie encuentre evidencias de sus horrendos crímenes".

"Pero ha llegado el tiempo de cubrir las heridas con la única actitud reparadora: la justicia", acotó.

El mandatario agregó: "voy a levantar la voz y preguntar, Montanaro ¿dónde están las tumbas de nuestros hermanos? A usted que volvió al país y recurre a Dios para lavar sus pecados, le repito la pregunta que el Creador le hizo a Caín cuando mató a Abel: ¿dónde está tu hermano?".

Lugo dijo que la situación era inaceptable ni tolerable y que tampoco se podía esperar más tiempo sin saber dónde están las tumbas de estas víctimas de la dictadura.

"Es nuestro deber moral develar este misterio, cuándo se apañó los asesinatos del tirano (Stroessner). El Paraguay democrático necesita saber qué se hizo de los despojos de nuestros hermanos martirizados", especificó.

El escritor Augusto Roa Bastos, fallecido años atrás, había "bautizado" en 1983 a Stroessner con la metáfora "Tiranosaurio".

El obispo de la diócesis de Misiones y Ñeembucú (al sur del país), monseñor Mario Melanio Medina, considerado como un "obispo rojo" por Stroessner por su presunta inclinación hacia la ideología comunista, calificó a Montanaro de "cruel brazo derecho de Stroessner; tiene sobre su conciencia las lágrimas y la sangre de muchos paraguayos".

El clérigo presidió en los últimos diez años la denominada Comisión de Verdad y Justicia que investigó cuántas personas fueron perseguidas ilegalmente, asesinadas y desaparecidas por orden de Stroessner.

En agosto de 2008, esa comisión publicó un libro afirmando que 59 personas fueron ejecutadas y otras 336 desaparecieron durante la dictadura y 128.076 activistas fueron perseguidos.

El médico forense Pablo Lemir, uno de los asignados por el poder judicial para verificar el estado de salud de Montanaro, ingresado en el hospital de policía de Asunción, informó en conferencia de prensa: "concluimos que este individuo está en estado confusional, por tanto no podrá soportar con lucidez las preguntas del juez. No se ubica en tiempo ni espacio. No reconoce a las personas".

El juez Arnaldo Fleitas, que atiende uno de los seis expedientes abiertos contra Montanaro, adelantó que "estudiaré el informe médico para luego tomar una decisión sobre si lo envío o no a la cárcel pública, en forma preventiva".Luis Troche, abogado de Montanaro, reiteró que su cliente "debe guardar prisión domiciliaria porque la ley dice que u procesado con 70 o más años no debe ser encarcelado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes