Lugo: "no quiero mi reelección"

ASUNCION ( AP). El presidente paraguayo Fernando Lugo, que lleva 14 meses en el poder, reiteró el jueves que no aspira a la reelección aunque esa posibilidad " esté en la mente de mucha gente" .

Con sus declaraciones al parecer buscó salir al paso a versiones de diarios de Asunción que la semana pasada advirtieron que, eventualmente, el jefe de estado podría pensar en continuar en el poder tras cumplir en 2013 su periodo de cinco años de gobierno.

Los diarios especularon con una presunta maniobra de Lugo luego de que Miguel López, jefe del gabinete civil, opinara que " se necesita reformar la constitución para que la educación media fuese gratuita".

La actual carta magna, vigente desde 1992, prohibe la continuidad de un jefe de estado.

" No quiero mi reelección. Puede ser que esté en la mente de mucha gente, pero el 29 de abril de 2006 (durante el lanzamiento de su candidatura aún siendo obispo católico), la ciudadanía manifestó su desacuerdo con la idea de reelección", dijo Lugo en conferencia de prensa.

" Pero igual creo que un cambio en la constitución debe hacerse para asegurar el desarrollo económico", apuntó.

El mandatario había asegurado el 21 de abril de 2008, un día después de haber ganado las elecciones, en entrevista con la AP: " en 2013 me retiraré a mi hogar para dedicarme a la lectura y a la reflexión".

El martes último, el propio vicepresidente Federico Franco intentó tranquilizar a quienes sospechaban de una maniobra política referente a la continuidad, señalando: " Lugo -en 2013 al dejar el poder- irá a un monasterio".

En la misma reunión con periodistas, Lugo se mostró confiado en que Brasil oficializará en 2010 el incremento de la compensación anual de 120 a 360 millones de dólares por la cesión de la energía excedente proveniente de la usina hidroléctrica binacional Itaipú.

Lugo y su colega brasileño Luiz Inacio Lula da Silva firmaron en Asunción en julio pasado el convenio de mejoramiento de los beneficios para Paraguay pero la documentación aún no fue aprobada por el congreso, en Brasilia.

Ambas naciones administran la usina Itaipú desde 1973 hasta 2023. Paraguay se comprometió a ceder su electricidad excedente sólo a Brasil y no a terceros países.

Lugo reiteró que necesita de los 360 millones de dólares anuales para llevar adelante la reforma agraria, una de sus principales promesas electorales.

Sin embargo, Lula cumplirá su mandato a mediados de 2010 y diferentes sectores políticos opositores en Brasil, aparentemente, se oponen al aumento de las compensaciones.

" La oposición al acuerdo con Lula son opiniones coyunturales con una gran carga política", dijo Lugo en conferencia de prensa.

Agregó que " un acuerdo internacional se cumple sí o sí. Aquí no tiene nada que ver la amistad entre los presidentes. El tema de la energía excedente y su compensación fueron debatidos suficientemente".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes