Lula pide a Obama decisiones más firmes ante crisis global

WASHINGTON (AP). El presidente brasileño pidió hoy sábado a su colega Barack Obama adoptar "decisiones más firmes" para superar la crisis financiera global y no dejar pasar la "oportunidad histórica" de mejorar las relaciones de Estados Unidos con América Latina.

"La crisis económica puede resolverse con una decisión política firme en la reunión del G-20", dijo Luiz Inacio Lula da Silva hablando al lado de Obama en la Casa Blanca, luego de una entrevista de más de una hora. "Lo primero que se requiere es restaurar la credibilidad de nuestras sociedades en el sistema financiero y nuestros gobiernos", agregó.

Los países del G-20 _del cual son miembros Brasil, Argentina y México por América Latina_ fueron convocados por el pasado gobierno del presidente George W. Bush para adoptar medidas urgentes contra la crisis. Luego de una primera reunión en Washington se reunirán en Londres el 2 de abril.

En una demostración del peso internacional que Estados Unidos le otorga a Brasil, la crisis fue el principal tema del diálogo de ambos en la Oficina Oval, así como la cooperación en los campos energético, biocombustibles, pobreza y las relaciones bilaterales, así como las relaciones de Estados Unidos con América Latina, dijeron los dos presidentes.

Lula declaró que Obama tenía "una oportunidad histórica" en las manos para "mejorar las relaciones de Estados Unidos con América Latina", que durante el gobierno de Bush llegaron a su nivel más bajo en décadas.

Obama, dedicado desde que asumió el gobierno hace siete semanas a estimular la economía de Estados Unidos, elogió el liderazgo de Lula en lo que fue su primera entrevista con un presidente latinoamericano en la Oficina Oval.

El mandatario estadounidense pidió a los inversionistas tener "confianza absoluta" en la solidez de los Estados Unidos y dijo que su campaña a favor de la regulación financiera será el "frente y centro" de su participación en la cumbre del G-20.

El acuerdo más importante en la primera reunión del G-20 _grupo que conforman las naciones más ricas del mundo y las más ricas entre las economías emergentes_ fue rechazar cualquier intento de proteccionismo que obstruya el flujo mundial de comercio, pero muchos países, especialmente los más ricos, incluido Estados Unidos, no lo han respetado.

El presidente estadounidense dijo que los asistentes a la cumbre de Londres deberían acudir con el convencimiento de la necesidad de "adoptar decisiones más rápidas" sobre el sistema financiero y el flujo del comercio global.

Obama trató de dar informalidad al encuentro de ambos con los reporteros haciendo algunas bromas. Dijo que estaba dispuesto a visitar Brasil "dentro de poco" y que le gustaría estar en Río de Janeiro con su esposa por sus "hermosas playas" y luego visitar la Amazonia.

Bromeando, dijo inmediatamente que sospechaba que a los republicanos, que son la oposición de su gobierno, "les gustaría que me pierda en la Amazonia".

Lula declaró que el mundo esperaba la reactivación de las conversaciones de la ronda Doha, detenidas desde 2008 ante desacuerdos sobre nuevos términos del comercio mundial. Destacó que Estados Unidos tenía un papel importante en el proceso, pero hizo notar que "no será una tarea fácil".

El gobernante brasileño se reunió en dos ocasiones con Bush: cuando aún era presidente brasileño electo y luego hace tres años para abrir un canal de coordinación ministerial y ampliar la difusión de tecnología bioenergética a países en desarrollo, empezando por Centroamérica y el Caribe.

La entrevista se realizó inusualmente un día sábado, lo que les dio flexibilidad de tiempo para dialogar. En su reunión previa, Lula y Bush dialogaron también en un día sábado, en Camp David, la residencia presidencial.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada