Lula desata polémica por comentario sobre disidentes

BRASILIA (AP). El presidente Luiz Inácio Lula da Silva enfrentó una oleada de críticas de simpatizantes y opositores por sus declaraciones en las que defendió el derecho de Cuba de detener disidentes políticos y criticó a los que realizan huelga de hambre.

Las manifestaciones de Lula en ese sentido repercutieron en el Congreso, generaron discusión en los medios de comunicación, que lo discutieron el miércoles en los noticieros matinales de radio y televisión, y fue la principal noticia de algunos medios escritos, como el diario O Estado de S. Paulo.

"El presidente se expresó mal o fue mal interpretado", comentó el diputado Mauricio Rands, del Partido de los Trabajadores (PT), de Lula. "Nosotros no aceptamos que alguien sea detenido solo por tener divergencias con el gobierno", agregó en declaraciones a la red de televisión Globo.

El tema surgió semanas después de que el disidente cubano Orlando Zapata murió mientras estaba en huelga de hambre y otro opositor al gobierno de Raúl Castro, Guillermo Fariña, se encuentra en condiciones graves por dejar de alimentarse.

Lula declaró el martes en una entrevista con la AP que "la huelga de hambre no puede ser usada como un pretexto de derechos humanos para liberar las personas. Imagine si todos los bandidos que están presos en Sao Paulo entran en huelga de hambre y piden libertad"."Tenemos que respetar la determinación de la justicia y el gobierno cubano de detener a las personas en función de la legislación de Cuba, como quiero que respeten a Brasil", agregó Lula en la entrevista.

Entre los legisladores de oposición, las declaraciones del mandatario fueron recibidas con aspereza.

"Es más que oportunismo, es de un cinismo atroz", declaró el diputado Raúl Jungmann, del opositor Partido Popular Socialista. "Es preciso denunciar la situación caótica de los presidios brasileños, pero también debemos tener coraje de condenar el tratamiento de los presos cubanos".

El también opositor Emanuel Fernandes, diputado del Partido de la Social Democracia Brasileña, declaró que "Brasil tiene que estar contra la prisión política. Todo el esfuerzo del país en tener una política externa relevante se pierde con ese discurso del presidente".

Para el presidente de la Orden de los Abogados de Brasil, Ophir Cavalcante, la opinión de Lula refleja una orientación ideológica.

"La lectura que el gobierno de Lula hace del régimen de Cuba es que es un gobierno popular y socialista y estaría legitimado", opinó Cavalcante. "Parece que el presidente confunde huelga con fines políticos huelga de hambre hecha por criminales comunes. Es una comparación que no cabe".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes