Lula encara protesta al defender hidroeléctrica

ETIQUETAS

BRASILIA (AP). El presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue recibido por una multitudinaria protesta este martes cuando acudió al estado norteño de Pará para defender la construcción de una polémica planta hidroeléctrica sobre un río de la Amazonia brasileña.

Cerca de 1,500 personas, según los organizadores de la protesta, marcharon por las calles de la ciudad de Altamira en la Amazonia y llegaron al Estadio Bandeirao, donde el gobernante defendió el proyecto de construcción de la planta de Belo Monte, sobre río Xingú.

La policía de Altamira confirmó la protesta y dijo que transcurrió pacíficamente, aunque no ofrecieron un cálculo del número de participantes.

Lula dedicó su discurso, de escasos ocho minutos, a refutar las críticas que rodean la construcción de la hidroeléctrica, y recordó que el gobierno destinará 4,000 millones de reales (2,273 millones de dólares) en proyectos sociales y ambientales para compensar los efectos de la planta.

"Si puedo darle un consejo a la gente que está contra (Belo Monte) sería que propongan alternativas para utilizar los 4,000 millones de reales que estamos aportando para cuidar de la cuestión social y ambiental, para mejorar la vida de los pobladores del río y de los indígenas", declaró Lula ante miles de personas que acudieron al acto.

Fuera del estadio, los opositores llegaron con mantas y consignas contrarias a la construcción de la planta, a la que acusan de provocar el desplazamiento de 40,000 personas y la destrucción del ambiente en torno al río Xingú, además de imposibilitar la pesca en el afluente, del que dependen los habitantes de la zona.

"Queríamos dejarle claro al presidente que esta lucha apenas comienza", dijo a la AP Michel Alves, del Movimiento de Personas Afectadas por Represas, una de las organizaciones opuestas a Belo Monte. "Llevamos 30 años resistiendo este proyecto y no vamos a parar".

El activista se quejó de que las autoridades impidieron el ingreso de los detractores al estadio, mientras millares de simpatizantes pudieron entrar con mantas a favor de la planta hidroeléctrica.

En una entrevista con la radio FM Río Xingú, horas antes de su discurso, Lula aseguró que Belo Monte será construido con cuidado de no provocar daños ambientales

"Vamos a hacer Belo Monte con el mayor cuidado", aseguró Lula. "Nadie tiene más interés que yo en proteger las aguas y el medio ambiente, incluso porque es una cuestión de honor para nosotros".

Recordó que su gobierno se comprometió en la cumbre sobre cambio climático de diciembre, en Copenhague, a reducir la deforestación de la Amazonia en 80% hasta 2020 y a disminuir las emisiones de gases causantes del calentamiento global en entre 36% y 39%, que calificó como el más alto entre los países en desarrollo.

"Queremos mostrar al mundo que somos capaces de producir energía eléctrica limpia a través de las hidroeléctricas, de preservar el medio ambiente y desarrollar políticas sociales acorde con las aspiraciones de los pueblos de la región", manifestó el presidente brasileño.

El gobierno brasileño espera que Belo Monte genere más de 11,000 megavatios de electricidad por mes, aunque los opositores advierten que durante seis meses en que baja el nivel de lluvias en la región, la generación caerá a menos de la mitad de ese nivel, lo que la hace inviable económicamente.

La planta, que será la tercera más grande del mundo, fue valorada por el gobierno en 11,000 millones de dólares, aunque algunos empresarios creen que podría costar más del doble. La construcción de Belo Monte fue otorgada en abril a un consorcio de nueve empresas encabezada por la estatal Companhia Hidro Elétrica do Rio Sao Francisco.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes