Lula fue hospitalizado por agotamiento e hipertensión

ETIQUETAS

BRASILIA (AFP). El presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, canceló su viaje a Davos para participar del Foro Económico Mundial luego de ser hospitalizado ante una crisis de hipertensión provocada por el agotamiento, informó este jueves la presidencia de la República.

Lula, de 64 años, se encontraba en la noche del miércoles en la ciudad de Recife (nordeste del país), desde donde partiría rumbo a Suiza, pero se sintió mal cuando ya se aprestaba a levantar vuelo, casi sobre la medianoche y su médico personal recomendó su traslado a un hospital.

"El presidente ya se encontraba muy bien esta mañana, pero los médicos aconsejaron reposo. Tuvo una semana muy intensa y estaba realmente agotado. Fue una crisis de hipertensión y ante ese cuadro se decidió cancelar el viaje programado a Davos", dijo a la AFP un vocero del Palacio de Planalto.

De acuerdo con la misma fuente, Lula "ya estaba en el avión, con todo listo para despegar. Durante el día su médico había verificado la presión arterial varias veces y decidió hacerlo una vez más y entonces aconsejó que fuera llevado a un hospital para recibir tratamiento adecuado. Pero ya está bien".

Lula pasó la noche en el Real Hospital Portugués, en la ciudad de Recife, y este jueves recibió el alta dos horas antes de lo previsto inicialmente, para de inmediato viajar hacia su residencia particular, en Sao Bernardo do Campo, en el estado de Sao Paulo (sur).

"Había una previsión de darle el alta al promediar la mañana, para que descansara, pero dos horas antes de lo previsto se encontraba muy bien y los médicos lo autorizaron que dejara el hospital para hacer reposo en su domicilio particular", dijo a la AFP una portavoz del hospital en Recife.

El médico de Lula, Cleber Ferreira, dijo a la prensa local que "el estado general del presidente es bueno".

"Fue un cuadro esporádico. El presidente no es hipertenso y su presión es absolutamente normal. Ocurrió un conjunto de factores", dijo Ferreira a la prensa local, quien añadió que Lula se resistía a cancelar el viaje.

A lo largo del día, Lula se había quejado de dolores en el pecho y la garganta y presentaba un cuadro gripal además de sentirse profundamente cansado, luego de cumplir una agenda verdaderamente agotadora desde el inicio de la semana, con desplazamientos por todo el país.

En Davos, Lula debía recibir el premio Estadista Global, apenas pocos días después de participar en la sureña ciudad de Porto Alegre del 10º Foro Social Mundial, que reúne a los opositores de la globalización.

Al participar en el Foro Social Mundial, Lula volvió a criticar con dureza al sistema financiero mundial representado en Davos: "Provocaron la mayor crisis mundial en los últimos años por irresponsabilidad", dijo.

Como su mandato presidencial termina este año, era la última oportunidad de Lula de visitar el Foro Económico Mundial. Lula llegó al poder en 2003 y fue reelecto en 2006.

El presidente del Banco Central, Enrique Meirelles, fue llamado de urgencia y será el representante de Lula en Davos. Meirelles partió rumbo a Suiza en la madrugada de este jueves.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes