Macron pone en marcha su plan "Make our planet great again", en respuesta a Trump

El presidente Emmanuel Macron anunciará este lunes quiénes son los investigadores sobre cambio climático que podrán trabajar en Francia, en respuesta a la decisión de Donald Trump de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París.

Este anuncio se hará la víspera de una cumbre en París sobre cambio climático, convocada también después de que el presidente estadounidense diera la espalda a este compromiso mundial firmado hace exactamente dos años para limitar el calentamiento a menos de 2ºC.

Deplorando la decisión de la Casa Blanca, Macron llamó en junio pasado a los científicos a trasladarse a trabajar a Francia.

Prometió 30 millones de euros (35 millones de dólares) para su iniciativa "Make our Planet Great Again", una réplica del eslogan de la campaña electoral de Trump "Make America Great Again".

Desde entonces, su promesa fue completada por universidades francesas y otras instituciones para financiar 50 proyectos de investigación de una duración de cinco años.

La invitación recibió miles de solicitudes, de las cuales fueron retenidas 90, 62% de ellas procedentes de científicos basados en Estados Unidos.

Además de retirarse del Acuerdo, arduamente negociado durante años por la comunidad internacional, Trump pidió al Congreso de Estados Unidos que reduzca los presupuestos para la investigación climática de organismos federales, como la Agencia de Protección del Medioambiente y la NASA.

Estos recortes, de aprobarse, podrían suponer la eliminación de miles de empleos en el campo de la investigación científica.

La cumbre del martes se centrará en cómo acelerar la financiación pública y privada, todavía muy insuficiente, y en cómo ayudar a los países en desarrollo.

Medio centenar de jefes de Estado y de gobierno asistirán a la cita, entre ellos el mexicano Enrique Peña Nieto, el español Mariano Rajoy, el boliviano Evo Morales, la británica Theresa May y varios presidentes africanos.

Estados Unidos enviará a un encargado de la embajada, aunque responsables políticos, empresas y fundaciones estarán presentes para defender que el país "sigue ahí".

Al término de un año marcado por violentos huracanes en el Caribe y devastadores incendios en California, un estudio acaba de revisar al alza las previsiones de calentamiento global estimadas en el último informe del grupo de expertos de la ONU, conocido como GIEC.

En 2015, la comunidad internacional acordó actuar para contener la columna de mercurio por debajo de +2ºC respecto a la era preindustrial, pero los compromisos nacionales tomados hasta ahora supondrán un aumento de más de 3ºC.

Paralelamente, los países ricos prometieron elevar a 100.000 millones de dólares anuales de aquí a 2020 la financiación destinada a los países en desarrollo -que reclaman garantías de que cumplirán su promesa- , para poder adaptarse a los impactos del calentamiento.

La responsable sobre el clima de la ONU, la exministra mexicana Patricia Espinosa, conminó este lunes en París a dar un paso adelante en la financiación de este desafío global.

Los acuerdos políticos "no serán suficientes si no actualizamos y rediseñamos la arquitectura financiera global", afirmó.

En una declaración conjunta, 54 grandes empresas (Adidas, Allianz, Diageo, H&M, Philips, Unilever, Kering, Virgin group, etc), "representantes de más de 1,9 millones de trabajadores en el mundo y con unos ingresos de más de 676.000 millones de euros", abogaron este lunes por una "acción climática ambiciosa".

El grupo solicitó en particular acabar con las "subvenciones a las energías fósiles en 2025, un precio adecuado del carbón y una mayor claridad sobre cuáles son los riesgos financieros vinculados al clima".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7