Macron y Merkel exigen a Putin y Poroshenko un compromiso claro con la tregua

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, exigieron hoy a los presidentes de Rusia y Ucrania, Vladímir Putin y Petró Poroshenko, que apoyen "clara y públicamente" la tregua que acordaron la semana pasada.

Merkel y Macron realizaron esta exigencia en un comunicado conjunto difundido durante la cumbre que mantienen hoy en París ambos líderes con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, y también instaron a Moscú y Kiev a que permitan el trabajo de los observadores internacionales.

"Exigimos urgentemente al presidente Putin y al presidente Poroshenko que mantengan su palabra y apoyen clara y públicamente la tregua" en el conflicto armado en el este de Ucrania entre su ejército y los separatistas prorrusos, recoge el comunicado.

Además, los dos líderes europeos instaron a Moscú y Kiev a que se aseguren de que "las instrucciones correspondientes" al alto el fuego "se transmitan a los militares y a las fuerzas sobre el terreno".

Merkel y Macron recordaron, asimismo, el importante papel del grupo de contacto y "urgieron a todas las partes a posibilitar a los observadores de la OSCE un acceso seguro e ilimitado" a la zona de contacto.

La misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) sigue denunciando "amenazas" a su personal y "limitaciones de su libertad de movimiento, especialmente en las zonas no controladas por el Gobierno ucraniano", recordaron los dos mandatarios.

Además, reconocieron que no ha funcionado el alto el fuego que acordaron la semana pasada Putin y Poroshenko, con la mediación franco-alemana, en una teleconferencia con motivo del comienzo del año escolar.

En su comunicado, lamentaron que la tregua "no se ha implementado completamente" y denunciaron que la situación de seguridad en el este de Ucrania "no ha mejorado de forma significativa" tras la decisión.

"Aún hay numerosas violaciones graves del alto el fuego, también con armamento pesado", señalaron Macron y Merkel.

Ésta es la última de una larga serie de treguas pactadas en los despachos que no tienen efectos sobre el terreno desde que en 2014 empezaron los enfrentamientos armados entre el ejército de Kiev y los separatistas prurrusos del este del país apoyados por Moscú.

A principios de 2015 se firmaron los llamados Acuerdos de Minsk entre Putin y Poroshenko, también con la mediación de Berlín y París, pero su implementación lleva meses bloqueada por la falta de voluntad de ambas partes. EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes