La carta de Macron para calmar las protestas genera dudas

Manifestantes del movimiento de “chalecos amarillos” y rivales políticos dijeron el lunes que la “carta a los franceses” del presidente Emmanuel Macron no es suficiente para calmar la ira nacional provocada por sus políticas.

En su carta, Macron explica cómo está abordando las preocupaciones del movimiento, a través de un “gran debate” en reuniones locales que comenzará en el martes en todo el país. La discusión se centrará en los impuestos, los servicios públicos, el cambio climático y la democracia.

Jeremy Clement, representante de los “chalecos amarillos”, dijo a la televisora BFM que la misiva "resuelve parte del problema” pero no va lo suficientemente lejos como para abordar la pérdida del poder adquisitivo.

Uno de los manifestantes, Jerome Rodrigues, señaló a la cadena CNews que Macron no reconoció "la urgencia" de las preocupaciones de los trabajadores con ingresos bajos y de los jubilados.

Otros criticaron al presidente por descartar la restauración de un impuesto a la riqueza. Legisladores de la oposición también criticaron la carta.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes