Maduro advierte a opositores sobre juicios en tribunales militares

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, advirtió este jueves que quienes ataquen bases militares en el marco de las protestas que se desarrollan en su contra, serán juzgados por tribunales castrenses.

Maduro señaló que varios manifestantes ya fueron detenidos y serán procesados por la justicia militar tras haber causado daños en la base aérea La Carlota (este de Caracas).

"Se han capturado atacando una base militar y van a justicia militar. Todo el que sea capturado atacando bases militares, irá a donde tiene que ir: a la justicia", dijo Maduro en un acto público en el que volvió a denunciar que las manifestaciones opositoras, que dejan 38 muertos desde el 1 de abril, buscan derrocarlo.

El pasado 1 de mayo un grupo de manifestantes opositores irrumpió en La Carlota tras romper parte de una valla de protección, durante una protesta contra el mandatario socialista.

Según la ONG de derechos humanos Foro Penal, 118 personas han sido presentadas ante tribunales militares en Carabobo y 19 en Falcón -ambos estados en el noroeste del país-, de las cuales 73 han sido encarceladas acusadas de "rebelión".

Esas personas fueron detenidas durante manifestaciones contra el gobierno y saqueos ocurridos la semana pasada.

Maduro también aseguró haber ordenado sancionar a militares y policías a quienes se compruebe abusos contra civiles, según dijo tras denuncias de agresiones por parte de uniformados durante una marcha opositora el pasado miércoles en Caracas.

"He ordenado la investigación y el castigo a cualquier funcionario que abuse de la fuerza física contra cualquier ciudadano, no lo voy a tolerar", afirmó.

Sin embargo, exigió que también se "investigue y castigue el llamado a golpe de Estado, la quema de escuelas y la agresión permanente a la Guardia Nacional y a la Policía", según él durante las protestas que exigen su salida del poder mediante elecciones generales.

Maduro lamentó asimismo la muerte de un joven de 27 años en las manifestaciones del miércoles en la capital, y dijo que fue producto de un proyectil que no es empleado por las fuerzas de seguridad del Estado.

Igualmente, garantizó la derrota del "golpe de Estado" con la instalación de una Asamblea Constituyente "popular" que reformará la Carta Magna de 1999.

"Nada ni nadie me va a detener" en el proceso hacia la Constituyente, que rechaza la oposición, advirtió Maduro.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7