Maldivas celebrará elecciones presidenciales el 23 de septiembre

La Comisión Electoral anunció hoy que Maldivas celebrará elecciones presidenciales el 23 de septiembre, unos comicios que llegan en un momento de inestabilidad a raíz de la orden en febrero del Tribunal Supremo de anular las sentencias a líderes opositores y la negativa del Gobierno a acatar la decisión.

Después de meses de incertidumbre, la Comisión Electoral maldiva anunciaba hoy en rueda de prensa que la primera fase de las elecciones presidenciales en el archipiélago se celebrarán el próximo 23 de septiembre.

Las candidaturas se podrán presentar a partir del 15 de julio, anunciándose el 9 de agosto los candidatos que cumplen los requisitos, y luego los aspirantes podrán hacer campaña durante 30 días, detalló la Comisión Electoral.

Esta será la tercera ocasión en la historia maldiva en la que se elegirá a un presidente en un proceso electoral democrático, después del que llevó en 2008 a Mohamed Nasheed al poder y el que en 2013 catapultó al actual mandatario Abdulla Yameen.

Aquellas elecciones, convocadas un 7 de septiembre, estuvieron marcadas por una gran controversia, al prolongarse durante tres meses después de que el Tribunal Supremo ordenara repetir varias votaciones tras acusaciones de irregularidades.

Yameen derrocó entonces a Nasheed, un puesto que tratará de recuperar este último, que se encuentra exiliado en Londres y acaba de ser reelegido como candidato de la oposición a pesar de que el Gobierno considera que su candidatura es ilegal.

Nasheed, que se vio obligado a renunciar en 2012, fue condenado en 2015 a 13 años de prisión por la detención ilegal de un juez durante su mandato, en un polémico y mediático proceso que su formación siempre aseguró que estuvo plagado de irregularidades.

Como consecuencia, el Gobierno maldivo se niega a otorgar a Nasheed el derecho de sufragio pasivo, porque la Constitución contempla que una persona condenada a más de 12 meses de cárcel no puede presentarse a las elecciones, a no ser que hayan pasado tres años desde su puesta en libertad o desde que se le otorgó el perdón.

Antes, el pasado 1 de febrero, el Tribunal Supremo maldivo había ordenado la anulación de las sentencias condenatorias a nueve opositores, entre ellos Nasheed, y rehabilitó en el cargo a doce diputados contrarios al Gobierno, lo que desencadenó una grave crisis política e institucional en Maldivas.

Yameen decidió no acatar el fallo y en la noche del 5 de febrero declaró el estado de emergencia al asegurar que el presidente del Supremo y el exdictador Maumoon Abdul Gayoom habían orquestado un golpe de Estado para derrocarlo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes