Al Maliki reconoce que la división política fomentó el actual conflicto

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, reconoció hoy que las diferencias políticas propiciaron "un ambiente adecuado" para el actual conflicto, pero aseguró que derrotarán al terrorismo y que sus tropas solo sufrieron "un revés".

En un discurso televisado a la nación, Al Maliki volvió a atribuir la actual situación a una conspiración tejida por el yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) y miembros del disuelto partido único Baaz, que dirigía el fallecido dictador Sadam Husein.

El primer ministro chií descartó que los clanes suníes estén implicados en lo sucedido, al considerar que les perjudica, pero les pidió que "anuncien su inocencia".

Pese a la polarización política, principalmente entre suníes y chiíes, Al Maliki afirmó que el proceso para elegir a los presidentes del Parlamento y del país, así como a un nuevo Gobierno "no está en peligro".

Sobre la situación militar, dijo que la actual crisis es "un revés, pero no una derrota" e insistió en que vencerán a los terroristas.

Al Maliki desmintió, además, que la mayoría de los voluntarios que van a luchar contra la insurgencia sean de confesión chií y adelantó que esos milicianos "se convertirán en el pilar del nuevo Ejército iraquí".

También criticó a los medios de información de Catar y Arabia Saudí, por calificar supuestamente a los combatientes del EIIL de revolucionarios.

Sobre los terroristas, advirtió que de después de que Irak les derrote, estos huirán para perpetrar ataques y desatar la tensión sectaria en otros países.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada