Al Maliki anima a los voluntarios iraquíes a seguir luchando contra el EIIL

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, animó hoy a los voluntarios a seguir luchando contra los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) y les ofreció "todo el material del país" para combatir.

En una conferencia en la zona de Al Mahmudiya (sur de Bagdad) ante un grupo de voluntarios que se han unido al Ejército iraquí para enfrentarse a los insurgentes suníes, liderados por el EIIL, Al Maliki agradeció al pueblo "haber acudido al llamamiento nacional para luchar contra las fuerzas terroristas".

El primer ministro calificó de "yihad bendecida" la lucha de las fuerzas iraquíes contra el EIIL, al constituir una respuesta a una fatua (dictamen religioso) del ayatolá Ali al Sistani, la voz religiosa más respetada del chiísmo.

"Todo el pueblo iraquí se levantó para luchar contra el terrorismo y por eso le ofrecemos todas nuestras armas, nuestras fuerzas y esperanza para derrocar al Estado Islámico de Irak y el Levante desde el norte al sur del país", dijo Al Maliki.

El primer ministro, que se presentó como "un pequeño trabajador del pueblo iraquí", prometió construir un país "en el que no habrá diferencias entre suníes, chiíes, kurdos o turcos y donde todos vivirán libres".

El pasado viernes, Al Sistani, que raramente interviene en política, hizo un llamamiento a los ciudadanos a tomar las armas frente al EIIL.

Irak se encuentra sumido en un conflicto armado desde la semana pasada, cuando insurgentes suníes lanzaron una ofensiva en el norte del país.

Los rebeldes han tomado el control de varias zonas, entre ellas Mosul -la segunda ciudad del país- y amenazan con avanzar hasta Bagdad y los santuarios chiíes de Kerbala y Nayaf, lo que ha despertado nuevos temores a un conflicto sectario a gran escala.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada