Mandaba violar niñas para que fueran atacantes suicidas

BAGDAD (AP). La llamaban "Madre de los Creyentes" y su tarea era reclutar jovencitas para ataques suicidas. Su método, explicado por ella misma ante una cámara: las mandaba violar y luego las convencía de que sólo podrían lavar su vergüenza si se inmolaban en un ataque suicida.

Con éstos y otros recursos convirtió algunas almas atormentadas en atacantes letales.

El relato, presentado en video el martes por la policía de Irak, presenta una oportunidad poco usual de conocer el funcionamiento de las redes que buscan y entrenan a mujeres suicidas, últimamente una de las herramientas más poderosas de los insurgentes a medida que tratan de mantener la lucha a pesar de todos los intentos de erradicarlos.

En una entrevista en la cárcel con The Associated Press, en presencia de sus interrogadores, la mujer identificada como Samira Ahmed Jassim, de 50 años, dijo que ayudó a planear las violaciones de varias jóvenes a las que luego convenció de que se inmolaran.

La AP recibió permiso para realizar la entrevista bajo condición de que no fuera publicada sino hasta después del anuncio formal del arresto de la mujer.

Los ejércitos de Estados Unidos e Irak han dicho con frecuencia que los insurgentes reclutan a mujeres y niños vulnerables como atacantes suicidas, aunque sin proporcionar muchas pruebas al respecto. Así, se dijo que dos mujeres que se inmolaron el año pasado en Bagdad padecían síndrome de Down, lo que luego resultó ser exagerado.

Tampoco se había podido comprobar de manera independiente el supuesto uso de las violaciones como mecanismo para reclutar a las mujeres en la violenta provincia de Diyala, en el noreste de Bagdad.

El vocero militar de Irak, general de división Kassim al-Mussaui, dijo que la sospechosa habría reclutado a más de 80 mujeres dispuestas a realizar atentados suicidas y reconoció haber planeado 28 de ellos en diferentes zonas.

Las atacantes suicidas ejecutaron, o al menos intentaron, 32 atentados durante el último año, en comparación con apenas ocho en 2007, de acuerdo con cifras del ejército estadounidense.

En el ataque más reciente, una mujer detonó un explosivo bajo sus ropas, causando la muerte de al menos 36 personas durante un evento religioso chiíta el mes pasado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes