Mandan al ejército tailandés a sofocar las protestas

Bangkok (AFP). El ejército tailandés se desplegó para sofocar las protestas contra el gobierno en Bangkok, después de que los enfrentamientos entre policía y manifestantes, hoy martes, alrededor del parlamento se saldasen con un muerto y más de 270 heridos.

Había escenas de caos en las inmediaciones de la sede parlamentaria, después de que la policía disparase gases lacrimógenos a los manifestantes, que salieron en estampida mientras unos cuantos trataban de volcar los vehículos policiales, constató la AFP.

Dos policías resultaron heridos de bala, dijeron unos testigos, en unos disturbios que culminan meses de manifestaciones para hacer caer al gobierno electo por sus vínculos con el derrocado primer ministro Thaksin Shinawatra, que vive exiliado en Gran Bretaña.

Un hombre, previamente identificado como una mujer, murió por la explosión de un coche bomba cerca del lugar de las protestas, informó la policía, que no pudo precisar si el incidente estaba vinculado a ellas.

Más tarde, fuentes hospitalarias anunciaron la muerte de una manifestante.

"La policía nos ha pedido que les ayudemos a mantener la ley", dijo a la AFP el portavoz del ejército, el coronel Sunsern Kaewkumnerd, sin especificar el número de soldados enviados.

"Las tropas despachadas están desarmadas", precisó.

El primer ministro Somchai Wongsawat -que lleva sólo tres semanas en el cargo- dijo que no dimitiría ni impondría el estado de excepción.

"No, no estoy considerándolo en absoluto", dijo Somchai a la prensa cuando se le preguntó si pensaba imponer el decreto en el reino para acabar con varios meses de protestas.

Somchai dijo que la policía seguirá a cargo de la seguridad en la capital e insistió en que no dimitirá.

"Continuaré con mi trabajo", aseguró.

Funcionarios de sanidad dijeron que 21 personas habían resultado gravemente heridas cuando los manifestantes trataron de impedir que Somchai pronunciase su primer discurso parlamentario.

Aunque el discurso se pronunció, la sesión acabó antes de lo previsto porque el parlamento estaba rodeado por manifestantes furiosos que hicieron que el primer ministro y cinco de sus colaboradores se vieran obligados a huir trepando una valla, comprobó la AFP.

Por la tarde, la policía cargó de nuevo, por tercera vez, para dispersar a los entonces cerca de 8.000 manifestantes, permitiendo a los políticos salir de la sede parlamentaria y huir en los coches que les esperaban.

El conflicto empezó a finales de mayo con el inicio de una campaña para derrocar al gobierno liderada por la Alianza Popular para la Democracia (APD), una coalición que reúne a monárquicos y sindicalistas que ocupa la casa de gobierno de Bangkok desde el 26 de agosto.

La APD asegura que seguirá el movimiento de protesta mientras siga gobernando el Partido del Poder del Pueblo (PPP), dominado por los aliados del multimillonario Thaksin Shinawatra, que gobernó en Tailandia de 2001 a 2006, hasta que fue derrocado por un golpe militar.

El nuevo primer ministro, Somchai Wongsawat, cuñado de Thaksin, fue elegido por el Parlamento el 17 de septiembre, en sustitución de Samak Sundaravej, forzado a la dimisión por las manifestaciones de la APD y por una decisión del Tribunal Constitucional.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes