Manifestación contra presencia de EU en Irak

Bagdad(AFP). Miles de partidarios del clérigo radical chiita Moqtada Sadr se manifestaron, hoy sábado, en Bagdad contra la ocupación estadounidense, para denunciar un proyecto de acuerdo sobre la presencia militar norteamericana en Irak más allá del 31 de diciembre.

Los miembros del principal movimiento antiestadounidense en Irak salieron de su bastión de Sadr City, en el noreste de Bagdad, y caminaron hacia la plaza de Mustansiriya, comprobaron periodistas de la AFP.

Otros participantes, que venían de barrios chiitas como Shaab y Jadamiya, se unieron al grueso de la manifestación en la plaza de Mustansiriya.

Al final de la marcha, los manifestantes quemaron la bandera estadounidense, así como imágenes del presidente George W. Bush y su secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

El portavoz del ministerio del Interior iraquí no pudo dar una estimación del número de manifestantes.

En una declaración escrita distribuida durante la manifestación, Moqtada Sadr hizo un llamamiento a los diputados iraquíes para que no ratifiquen, en el momento en que les sea presentado, el proyecto de acuerdo sobre la futura presencia de los soldados estadounidenses.

"Cuando el gobierno transmita el texto al Parlamento, os digo que hay gente ante vosotros que estará en contra", dijo el líder chiita en su texto a los parlamentarios.

Ahmad Al-Rubaye"Ellos (los responsables del gobierno, ndlr) dirán que el documento concluye la ocupación, pero en realidad los ocupantes se quedarán. Os dirán que este texto otorga la soberanía (a Irak), pero mienten", añadió Moqtada Sadr, que estaría refugiado en Irán.

"¡No, no, no a América! ¡No, no, no al diablo!", gritaron los manifestantes, entre ellos hombres, mujeres y niños, muchos de ellos venidos de las provincias chiitas del sur de Irak.

"¿Acaso Estados Unidos aceptaría ser ocupado por otro país? ¿Le gustaría que sus hijos fueran atacados? Los estadounidenses han venido supuestamente a liberarnos y cinco años después, aquí siguen. Han mentido", declaró a la AFP Karim Kadhim, un manifestante de la ciudad santa de Nayaf, a 160 kilómetros al sur de Bagdad.

"Rechazamos el acuerdo entre los estadounidenses y los iraquíes porque es un acuerdo a largo plazo que permitirá a Estados Unidos dirigir Irak por mucho tiempo", dijo Sammy al Aradji, un manifestante bagdadí.

Esta demostración de fuerza del único movimiento capaz de sacar a las calles a decenas de miles de iraquíes se produce mientras los responsables estadounidenses e iraquíes finalizan un acuerdo que fijará el marco jurídico de la presencia estadounidense en Irak más allá del 31 de diciembre, fecha en que expira el mandato confiado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

El secretario estadounidense de Defensa Robert Gates empezó el jueves a consultar al Congreso sobre un proyecto de acuerdo. En Bagdad, el proyecto está siendo también examinado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes