Manifestantes protestar contra la cumbre del G8

SAPORO, Japón (AFP) - Miles de activistas y granjeros de todo el mundo se reunieron este sábado en el norte de Japón para participar en una gran manifestación contra la cumbre de los ocho países más industrializados (G8) que tendrá lugar la semana próxima.

Hay fuertes medidas de seguridad para esta manifestación, que congrega a sindicalistas, manifestantes contra la guerra, granjeros y estudiantes en un parque de Saporo, la ciudad que se encuentra más cerca de Toyako, donde se reunirán los principales líderes del mundo a partir del lunes.

Policías antimotines con cascos y escudos patrullaban el parque. Estos elementos forman parte de una fuerza integrada por 21.000 hombres que fue desplegada para garantizar la seguridad durante la cumbre.

En otras conferencias del G8 se han producido violentas manifestaciones contra la globalización. El año pasado, militantes lanzaron cócteles molotov y piedras durante manifestaciones en Alemania en las cuales participaron decenas de miles de personas.

Las autoridades niponas no quieren correr riesgos y negaron la entrada a 19 surcoreanos. Otras personas siguen detenidas en los aeropuertos.

No obstante, los organizadores de la manifestación de Saporo pidieron a los participantes que eviten la violencia y los enfrentamientos con la policía. "No debemos violar las leyes ni causar problemas a los habitantes de la zona", dijeron en una octavilla.

Poco antes del mitin, unos 100 granjeros y pescadores agitaron pancartas y gritaron consignas en el parque, para pedir al G8 que preste más atención a los productores de alimentos. "Nosotros deberíamos tener un suministro más equilibrado de alimentos en el mundo", dijo el productor de arroz Eiichi Hayashizaki, de 69 años, agitando un cartel que decía: "¡El poder a los productores de alimentos!". "Japón importa la mayor parte de sus alimentos, de modo que nosotros no pasamos hambre. Pero el gobierno debería dejar de controlar la producción de arroz en el país", sostuvo.

Gráfico animado sobre la cumbre del G8, los países más industrializados ©AFP Militantes de la organización caritativa Oxfam International advirtieron sobre el impacto del alza de los alimentos y del cambio climático en la pobreza mundial mientras interpretaban su acostumbrada imitación humorística de los ocho grandes líderes del mundo, incluyendo al primer ministro nipón, Yasuo Fukuda, y al presidente norteamericano, George W. Bush. Estos activistas, vestidos con los tradicionales kimonos japoneses, cantaron una versión karaoke de la canción de ABBA 'Money, Money, Money' ('Dinero, Dinero, Dinero').

"No es hora de tomar vacaciones, es hora de resolver los problemas", afirmó Lucy Brinicomb, de Oxfam Internacional. "Ellos deberían concentrarse en encontrar soluciones para la crisis alimentaria y el cambio climático", insistió.

Los precios de los alimentos casi se han duplicado en los tres últimos años, según el Banco Mundial, provocando motines en algunos sectores del mundo en vías de desarrollo.

Líderes de las ocho principales potencias industriales del mundo -Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Rusia y Estados Unidos- podrían tratar de ponerse de acuerdo en un nuevo sistema de "reservas alimentarias" para ayudar a los países hambrientos cuando se reúnan.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes