Marchan en Santiago por matrimonio igualitario y adopción homopartental

Varios millares de personas marcharon hoy por el centro de Santiago de Chile en demanda del matrimonio igualitario y la adopción homoparental, convocadas por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

La manifestación se enmarcó en la XIII edición de la "Santiago Parade, Marcha por la Igualdad" y su objetivo, según la organización, es que la sociedad y el Estado de Chile "salden de una vez por todas las deuda más antiguas con la diversidad sexual y de género: el matrimonio igualitario y la adopción homoparental"

Unos 80.000 asistentes, según los organizadores, y 10.000, según la Policía, caminaron unos 3 kilómetros por la Alameda Bernardo O'Higgins, la principal avenida de Santiago, desde la Plaza Italia hasta la plaza Los Héroes, en las cercanías de La Moneda, sede del Gobierno, bajo el lema "Basta de bla-bla".

Ello, en alusión a promesas supuestamente incumplidas del Gobierno de legislar sobre ambos temas.

"No más bla-bla, matrimonio igualitario y adopción homoparental ahora", señalaban las pancartas que portaban los manifestantes en la marcha, que fue bulliciosa y multicolor, pero pacífica.

Al final del recorrido, los manifestantes asistieron a un festival de música electrónica que, según los dirigentes, se prolongaría durante varias horas.

"Cuando las encuestas dicen que la mayoría de los chilenos y chilenas respaldan la adopción homoparental y el matrimonio igualitario, los asistentes hoy a la marcha demuestran ello", dijo a los periodistas Dabiela Andrade, portavoz del Movilh.

"El país en su mayoría no tolera que existan familias de primera y segunda categoría", añadió.

En tanto, Rolando Jiménez, un histórico dirigente de la organización, recordó que el Estado de Chile "firmó una acuerdo con nuestra organización ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para impulsar el matrimonio igualitario".

"Pese a que el acuerdo es legal y vinculante, según lo señalado por la propia Contraloría General de la República, el Estado aún no cumple su promesa, lo cual es gravísimo, pues deja a Chile como un país que no cumple con sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos", apostilló.

Agregó que este viernes la CIDH "volvió a convocar al Estado de Chile a una reunión con nosotros en la primera semana de diciembre para que explique cómo y cuándo impulsará el matrimonio igualitario".

"Esto porque las repuestas que ha dado hasta ahora el Estado chileno, no satisfacen ni a la CIDH, ni a nuestra organización", subrayó.

En Chile está vigente desde hace un par de años el Acuerdo de Unión Civil", que norma la convivencia entre personas que no desean casarse y que incluye a parejas del mismo sexo.

Según el Movilh, "negarnos el derecho a legalizar nuestra relaciones de pareja en igualdad de condiciones e impedirnos adoptar para entregar amor y cariño a niños y niñas que los necesitan, solo refleja ignorancia, prejuicios y homofobia".

"Contra ello marchamos hoy: contra los abusos que han padecido las parejas y familias homoparentales a partir de una desigualdad legal que nunca debió existir", subrayó la organización.

El Movilh citó una investigación de la Universidad Diego Portales entre 198 parlamentarios, según la cual el 64,5 % de los congresistas chilenos está a favor del matrimonio igualitario y el 65,6 % respalda la adopción homoparental.

Las cifras "coinciden con cálculos de nuestra organización y demuestran que aquí se debe pasar del discurso a la práctica", dijo al respecto el dirigente del Movilh Óscar Rementería. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes