Marea negra: bolas de alquitrán en playas de Texas

NUEVA ORLEANS ( AFP). La petrolera BP se enterraba más hondo en su crisis este martes, luego de que bolas de alquitrán del derrame en el Golfo de México alcanzaron las playas de Texas, mientras el enorme costo de la limpieza amenaza a la propia empresa, según responsables británicos.

Los primeros resultados de la intervención de un gigantesco buque taiwanés llegado el sábado en la zona para limpiar el crudo vertido resultaban decepcionantes por el mal tiempo que seguía entorpeciendo los operativos de rescate a 77 días de la exploción de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México.

Las aguas turbulentas y las tormentas eléctricas amenazaban la realización de ensayos con el buque 'Una Ballena': los resultados son " inconcluyentes por el mar embravecido que tenemos", lamentó Bob Graham, portavoz de la empresa propietaria del barco gigante, la taiwanesa TMT Shipping.

Mientras tanto, bolas de alquitrán encontradas en la espuma en Galveston (Texas, sur) fueron analizadas y resultaron provenir del derrame petrolero de BP. Pero por el momento no se sabía si habían derivado cientos de kilómetros desde el lugar de la fuga petrolera o si se habían escapado de uno de los barcos que participan en las operaciones de recuperación del crudo en el golfo.

El lunes, BP informó haber gastado ya más de 3,000 millones de dólares en las operaciones de limpieza y el gobierno británico anunció este martes que estaba preparando un plan de contingencia para un eventual hundimiento de la petrolera británica como consecuencia de los enormes costes relacionados con la peor catástrofe ambiental de la historia de Estados Unidos, según publica este martes el diario The Times.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes