Masiva evacuación y millones de damnificados en India

PATNA, India (AFP). Más de 300,000 personas bloqueadas en India por las peores inundaciones en medio siglo fueron rescatadas, pero al menos otro medio millón siguen aisladas y sufren de hambre y sed, dijeron funcionarios este sábado.

Al menos 60 personas murieron y otros tres millones se vieron afectadas desde que el río Kosi se desbordó a comienzos de agosto en la frontera con Nepal y cambió de recorrido, inundando centenares de pueblos del oriental Estado de Bihar.

Otras 300,000 personas tuvieron que abandonar sus hogares y están refugiadas en campamentos instalados por el gobierno, en templos y edificios situados en tierras altas.

"La evacuación a gran escala va a seguir hasta que todas las personas aisladas hayan sido rescatadas en los próximos tres o cuatro días", declaró a la AFP el director de los servicios de emergencia Prataya Amrit.

El gobierno dijo que se necesitarán probablemente varios meses para que la situación vuelva a la normalidad, y la organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) expresó sus temores de que se produzcan epidemias en los abarrotados campos de damnificados.

"Vamos a suministrar comida y refugio a los sobrevivientes hasta octubre, cuando puedan volver a sus hogares", declaró el ministro de Situaciones de emergencia Nitish Mishra a la AFP.

El gobierno ha instalado más de 100 campamentos, pero fuentes oficiales dijeron que cerca de 600,000 personas esperan aún para ser rescatadas.

Las aguas han causado extensivos daños y cortado carreteras, afectando los servicios de agua y electricidad en las áreas afectadas, dijo la UNICEF.

"Los alimentos y productos de primera necesidad son ahora transportados por botes", señaló la organización en un comunicado.

Decenas de miles de personas huyeron de las aguas hacia Nepal buscando refugio.

Las fuertes corrientes dificultaban las tareas de los soldados para hallar a supervivientes, según el coordinador de emergencias R.K Singh.

Una familia atrapada en el interior de un tractor desde hace varios días pidió, desesperada, ayuda para ser rescatada, mientras el nivel de las aguas iba creciendo a su alrededor, informó el diario Indian Express.

"Hemos estado aprisionados durante los últimos diez días, pero ningún equipo de rescate ha podido venir. Ya no nos queda ni comida ni agua. Nuestros móviles funcionan, pero también acabarán fallando", declaró por teléfono al diario Lazmi Singh.

Los supervivientes alojados en refugios aseguraron que no tenían nada para comer.

"No contamos con absolutamente nada. Dejamos todas nuestras pertenencias atrás", declaró una mujer desde un abarrotado campo de damnificados a la cadena NDTV.

El primer ministro, Manmohan Singh, describió la situación como una "calamidad nacional" y anunció una ayuda de 228 millones de dólares y de 125,000 toneladas de cereales.

El Kosi, que desemboca en el Ganges, es conocido como el "Río del Dolor" debido a sus efectos devastadores durante las épocas monzónicas.

Más de 800 personas murieron desde junio en India debido a las intensas lluvias.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes