Matrimonio gay se acerca a Corte Suprema

El primer fallo de una corte federal de apelaciones de que los estados no pueden impedir el casamiento de parejas gay acrecienta las probabilidades de que la Corte Suprema tome una decisión que ha evitado hasta el presente: ¿tienen los estados el derecho de prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo?

La corte evadió el tema hace un año cuando emitió un par de fallos. En ese momento, los jueces Ruth Bader Ginsburg y Stephen Breyer advirtieron que el tribunal supremo no debe tratar de imponer cambios a la sociedad por decreto judicial, y Ginsburg evocó la lucha por el derecho de aborto que perdura desde la decisión Roe v. Wade que lo legalizó.

La corte expresó cautela en sus fallos: ratificó una decisión que derogó la prohibición del matrimonio gay en California, pero utilizó argumentos técnicos en lugar de expresarse por el derecho de personas del mismo sexo a casarse. Luego derogó partes de la ley federal de defensa del matrimonio al resolver que se deben reconocer los matrimonios de personas del mismo sexo celebrados en los estados que lo han legalizado.

A este fallo siguió una ola de 17 decisiones judiciales a favor del matrimonio gay, incluyendo el fallo aprobado el miércoles por la corte de apelaciones del 10mo circuito con sede en Denver, el tribunal más elevado en pronunciarse sobre el tema luego de la Suprema Corte. El estado de Utah, cuya prohibición del matrimonio gay fue derogada por el fallo, estudia apelar al máximo tribunal.

"Esto lo deja en posición para ser revisado por la Suprema Corte", dijo el profesor de derecho William Eskridge. "Cuando una corte federal de apelaciones deroga una ley estatal importante, eso ejerce presión sobre los magistrados para que entiendan en el caso".

Nada garantiza que sea la ley de Utah la que llegue al máximo tribunal. Otras cinco cortes de apelaciones tienen casos similares pendientes y podría ser cualquiera de ellos. El caso no podría llegar antes de 2015, pero la Suprema Corte suele aguardar a que haya fallos divergentes en las cortes de apelaciones antes de oír un asunto.

"No sé si la Corte Suprema se va a tomar tanto tiempo como de costumbre para ver si hay una divergencia", dijo Nancy Leong, profesora de derecho en Denver. Mientras tanto, dijo, innumerables parejas gay están ávidas de casarse y cada vez menos dispuestas a someterse al lento curso de la justicia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7