Mayoría chavista retira derecho de palabra a 2 opositores en Parlamento

Caracas, (EFE). El chavismo impuso hoy su mayoría parlamentaria para retirar durante 30 días el derecho de palabra a dos diputados opositores como sanción por una supuesta "conducta irrespetuosa" durante un discurso del presidente, Nicolás Maduro, en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento Unicameral).

Los chavistas sancionaron a los diputados Nora Bracho y Julio Borges, a quien el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, acusó de una conducta "recurrente y peligrosa" y recomendó "ir al médico" para someterse a exámenes psicológicos y psiquiátricos.

Este último punto no se votó en la sesión del martes, pero Cabello expresó que Borges "ojalá acoja la segunda parte de ir al médico".

Los dos diputados fueron acusados por una comisión de mayoría chavista de faltarle el respeto a Maduro al supuestamente proferir gritos y gestos en su contra cuando el mandatario pedía el martes pasado en el pleno del Parlamento poderes especiales para gobernar por decreto.

"A partir de este momento quedan suspendidos al derecho de palabra por 30 días los diputados Julio Borges y Nora Bracho por conducta irrespetuosa y por la violación del reglamento (interno)", dijo Cabello.

La sanción fue aprobada sin debate durante la sesión plenaria de hoy siguiendo las recomendaciones efectuadas la semana pasada por una comisión conformada para analizar la conducta de ambos legisladores.

Cabello afirmó que la comisión, integrada por legisladores oficialistas, vio vídeos sobre el supuesto comportamiento de los diputados cargando las tintas contra Borges.

Borges fue enfocado el martes pasado por las cámaras del canal de la Asamblea, único medio autorizado para transmitir las sesiones, en varias oportunidades pidiendo derecho de palabra y haciendo gestos de desaprobación a las palabras de Maduro.

"Cuando (el fallecido Hugo) Chávez fue a la AN levanté la mano y me escuchó. Esta vez me quieren castigar", dijo Borges en su cuenta de Twitter poco antes de la sesión, que tras la votación abandonó.

Esta no es la primera vez que el chavismo retira el derecho de palabra a diputados opositores.

Ya en abril pasado, en plena crisis política luego del ajustado resultado de las elecciones presidenciales, Cabello decidió unilateralmente prohibir la palabra a los diputados de la oposición hasta que reconocieran a Maduro como presidente.

Borges fue blanco además a fines de abril de una agresión física durante una pelea en la Asamblea que le dejó visibles daños en su rostro.

Cabello responsabilizó entonces de la trifulca a Borges y no sancionó a ningún parlamentario.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes